Temas Especiales

28 de May de 2020

Nacional

¿Influencia en decreto ejecutivo?

PANAMÁ. La decisión del Gobierno de revocar la expropiación del edificio de la antigua Librería Preciado, en el Casco Antiguo, es vista ...

PANAMÁ. La decisión del Gobierno de revocar la expropiación del edificio de la antigua Librería Preciado, en el Casco Antiguo, es vista con suspicacia y contradicciones.

Para empezar Luis Eduardo Camacho, el actual secretario de Comunicación del Estado, ha sido vocero del empresario Rodney Zelenka, quien es señalado como el dueño legítimo del edificio, aunque su nombre no aparece en la sociedad Inversiones y Proyectos Casco Antiguo S. A., que posee el título de propiedad del inmueble.

El edificio fue expropiado en el 2007, mediante un decreto emitido en la administración gubernamental de Martín Torrijos. La firma forense Rubio, Álvarez, Solís & Ábrego demandó ante la Sala Tercera de la Corte el decreto y el pasado martes 7 de agosto, después de cuatro años, la Corte declaró legal la expropiación, en un fallo bajo la ponencia del magistrado Víctor Benavides.

Un mes y medio después, el 21 de septiembre pasado, mediante el Decreto Ejecutivo número 824, que lleva la firma del presidente de la República, Ricardo Martinelli, y de Lucy Molinar, ministra de Educación, se revocó la expropiación.

Camacho prefirió no hablar del tema más allá de las razones que se establecieron en el Decreto 824 para revocar la expropiación. Sobre su vinculación con el empresario Zelenka dijo que se ‘busca especular’ con las posibles ‘influencias’ para devolver la propiedad.

Para Balbina Herrera, que formaba parte del Gabinete de Torrijos, cuando se expropió el inmueble, es ‘lamentable y una aberración jurídica’ la revocación de la expropiación. Además de que es una contradicción que el Ministerio de Educación en vez de promover espacios culturales, termine por cerrar esas posibilidades.

Herrera hace referencia al proyecto Casa Cultural Preciado que buscaba desarrollar la administración de Torrijos, cuando expropió el edificio. Una fuente ligada a la Oficina del Casco Antiguo dijo que el proyecto iba a ser licitado y se paró por la demanda ante la Corte.

Martinelli y Molinar sustentaron la revocación porque habían pasado cinco años desde la expropiación ‘sin que las entidades vinculadas al desarrollo y puesta en vigencia del Conjunto Monumental Histórico del Casco Antiguo hayan desarrollado proyecto alguno sobre el inmueble’.

¿Me gustaría saber si la ministra Molinar es consciente de lo que firmó? se preguntó Herrera.

Carlos Gasnell, de Transparencia Internacional, dijo que existe demasiada discrecionalidad sobre el tema de la expropiación.