06 de Oct de 2022

Nacional

Madre e hija, educadoras

PANAMÁ. Los cantos y tambores del pueblo de La Palma, Los Santos, engalanaron el reconocimiento a dos de sus grandes educadoras.

PANAMÁ. Los cantos y tambores del pueblo de La Palma, Los Santos, engalanaron el reconocimiento a dos de sus grandes educadoras.

Lilia Samaniego es conocida como ‘la maestra del pueblo’. Su sonrisa y la sabiduría de sus palabras revelan a una profesional que entregó toda su vida a la enseñanza.

‘Soy maestra jubilada y nací con vocación de educadora’, nos cuenta emocionada la mujer de cabellera blanqueada por los años.

La maestra Lilia es también una amante de las tradiciones y del folclor nacional. Desde hace más de 50 años confecciona polleras, tembleques y artesanías, y comparte este talento, concedido por Dios, con las mujeres del pueblo que la vio nacer.

Marisyn Chanis se graduó de maestra en la Escuela Normal de Santiago. ‘Si volviera a nacer volvería a ser educadora con mucho orgullo. La educación es mi vida y me hace feliz’, expresa con enérgico tono de voz.

Marisyn, reconocida a nivel nacional e internacional por múltiples organismos, fue directora del Instituto José Dolores Moscote. Sobre estos años de trabajo, cuenta: ‘Los estudiantes todavía me escriben, me invitan a sus actividades y agradecen esos tiempos. Muchos son profesionales de la medicina, de la leyes, hombres y mujeres de negocios y hasta curas’.