Temas Especiales

27 de Jan de 2021

Nacional

Aumento al licor genera polémica

PANAMÁ. Uno, dos, tres son los anteproyectos que se han presentado desde enero de 2012 en la Asamblea Nacional con el propósito de incre...

PANAMÁ. Uno, dos, tres son los anteproyectos que se han presentado desde enero de 2012 en la Asamblea Nacional con el propósito de incrementar el impuesto al consumo de licor en el país. El tercero y actual fue propuesto por el diputado perredista Raúl Pineda, para quien ‘la propuesta no tiene ninguna intención política sino social, y se trata de una iniciativa para enfrentar el problema real de consumo nocivo e irresponsable de licor, que tanto dolor causa en las familias panameñas’.

La idea del proyecto es que los licores que contengan de 5 a 20% de alcohol paguen 4 centavos por grado contenido de alcohol por litro, y aquellos con 20% de alcohol 62 centavos. Además, las bebidas cuyo precio de venta al por mayor sea superior a los $18 tendrán una tasa lineal de 105 centavos por grado de alcohol. Esto significa que los licores de lujo pagarán impuesto.

Según quienes apoyan la iniciativa, es benéfica porque ‘los licores también pueden contribuir con un ingreso adicional para el país’ y además, al contemplar la creación de un timbre de identificación del lugar de fabricación y venta de la bebida, se podrá evitar el contrabando de licor.

Pero, como en las dos ocasiones anteriores: cuando el proyecto del aumento de impuesto al alcohol lo presentó el vicepresidente de la Asamblea, Marcos González, en enero de 2012, y meses después, cuando en noviembre de 2012, el segundo vicepresidente de la Asamblea, Miguel Fanovich, hizo su propuesta, las voces detractoras se han levantado, aduciendo una lucha política contra la industria licorera Varela Hermanos, S.A.

RAZONES DE SALUD PÚBLICA

Más allá de las disputas políticas, sociólogos, psicólogos y demás especialistas en el tema piensan que es importante que se regule el consumo de alcohol y se aumente el precio ‘porque no es normal que una cerveza cueste menos de lo que cuesta una botella de agua, una botella de leche’, explica la socióloga Juana Camargo.

Además, según la información brindada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS): hay patrones de conducta relacionados entre el consumo irresponsable de alcohol y el rango de resultados nocivos para la salud.

Las cifras no son alentadoras y corroboran esta información: solamente en San Miguelito, en los últimos seis meses, se han registrado 119 casos de violencia doméstica, siendo el consumo de alcohol una de las principales causas asociadas.

‘Somos conscientes de que el consumo de alcohol no es la única causa detrás de las enfermedades y los problemas sociales pero nos sentimos comprometidos a buscarle una solución a esta situación’, data en la exposición de motivos del anteproyecto de ley que hoy se discute en la Asamblea.