Temas Especiales

28 de May de 2020

Nacional

Bárcenas: un personaje de alto riesgo

Sorteando la lucha interna del PP, Bárcenas llegó a acumular 29 millones de dólares en 2007 en la cuenta a nombre de Sinequanon, aunque ...

Sorteando la lucha interna del PP, Bárcenas llegó a acumular 29 millones de dólares en 2007 en la cuenta a nombre de Sinequanon, aunque sólo pagó $250 en impuestos para Panamá, ya que las fundaciones no están sujetas a tributos por los ingresos que surjan de los bienes en el extranjero.

Aunque la fundación operaba en Panamá, con base en las oficinas de IGRA, la empresa propietaria Impala Limited tiene sede en Bermudas. Desde ahí, el dinero obtenido supuestamente a través de importantes inversiones en una finca de Argentina perteneciente a Ángel Sanchís, anterior tesorero del partido, recaló en al menos siete países, la mayoría de ellos con mínima transparencia bancaria y calificadas, en menor o mayor medida, como paraísos fiscales, según el informe de la comisión rogatoria.

El 3 de abril de 2009, el banco recibió nuevas instrucciones. Sólo habían pasado dos meses desde que la policía española iniciase los arrestos de los implicados en la trama Gürtel cuando la empresa caribeña remitió un listado ampliado a 14 nombres de sus directivos con firma autorizada. Días después, de la cuenta salían cerca de $6 millones con destino a dos entidades bancarias de Estados Unidos. Veinte días después, el entonces juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón acusó a Bárcenas de recibir dinero, en el marco de una investigación sobre las redes de blanqueo de capitales en seno del PP.

No fueron los únicos que sospecharon de la fundación panameña. Dresdner Bank y Lombard Odier, el otro banco suizo al que Bárcenas transfirió sus fondos, intercambiaron información sobre el extesorero del PP, que ambos habían catalogado como de riesgo 3, el más alto.