Temas Especiales

20 de Apr de 2021

Nacional

Presidente Martinelli invita al papa Francisco a Panamá

El presidente de la República, Ricardo Martinelli y su esposa la primera dama Marta Linares de Martinelli, estuvieron presentes este mar...

El presidente de la República, Ricardo Martinelli y su esposa la primera dama Marta Linares de Martinelli, estuvieron presentes este martes 19 de marzo en la ceremonia del inicio del pontificado de del papa Francisco, a quien el mandatario invitó a Panamá a ser parte de la celebración de los 500 años de la fundación de la Primera Diócesis en tierra firme del continente americano, Santa María La Antigua.

"Estoy muy emocionado de representar a Panamá hoy en esta ceremonia y hemos pedido a Su Santidad que nos acompañe en el mes de octubre para celebrar los 500 años de este acontecimiento tan importante para la iglesia católica", dijo el mandatario panameño al concluir la llamada ceremonia de entronización.

Durante la misa de inicio de su pontificado, el papa Francisco hizo un llamado desde la Plaza de San Pedro, donde se realizó la ceremonia, para que los políticos y responsables sociales sean custodios de la creación y guardianes del medioambiente.

En su primera homilía el Pontífice también mencionó que su deber es ser custodio de la humanidad, especialmente de los pobres, los más débiles y los jóvenes. Sobre este llamado el presidente Martinelli mencionó que el mensaje del Papa Francisco fue claro que hay ayudar a los pobres y, agregó el mandatario, que esto se logra sin demagogia como lo hacen algunos políticos.

"Le sugerimos al Papa que hay que hacer una campaña a nivel de Latinoamérica y a nivel mundial en contra de los políticos demagogos que prometen y no cumplen y lo que hacen es crear más pobreza", agregó el gobernante panameño.

La misa de inicio de pontificado de Francisco finalizó con un "Te Deum" y luego de concluir la misma, que duró unas dos horas y media, el Papa saludó en el interior de la basílica de San Pedro a las 132 delegaciones de todo el mundo que estuvieron presentes en el Vaticano.

Después de rezar ante una imagen de la Virgen y despedirse de las 200 mil personas presentes, el papa Francisco abandonó la plaza de San Pedro, en medio de los aplausos. La misa de inauguración o entronización de Francisco como papa de la Iglesia católica es un rito relativamente reciente que sustituyó a la antigua coronación de los pontífices.