Temas Especiales

20 de Apr de 2021

Nacional

Piden revisar reforma energética

PANAMÁ. Hace casi dos años, el Gobierno Nacional hizo cambios en la legislación sobre compra de energía en el país. Se trata de la Ley 4...

PANAMÁ. Hace casi dos años, el Gobierno Nacional hizo cambios en la legislación sobre compra de energía en el país. Se trata de la Ley 44 del 25 de abril de 2011, que modificó la forma como el Estado compraría energía eléctrica. La nueva legislación permite comprar energía por tecnología; es decir, si es hídrica, térmica o eólica.

Estos cambios —a juicio de expertos en materia de energía— son el primer punto que el gobierno debe corregir respecto a la forma como se están gestionando las contrataciones en el sector.

Uno de los que recomienda dejar la reglamentación tal y como estaba antes es el exministro de Planificación y Política Económica Fernando Aramburú Porras, quien sostiene que la división de la compra de energía por tecnología no permite una libre competencia en el mercado.

Según el economista, al hacer la división en la compra de energía no hay igual oportunidades. Hace que estas licitaciones sean más selectivas. ‘Lo que interesa es que las personas tengan luz y que sea lo más barata posible, no importa desde dónde se genere esa energía’, agrega.

Aramburú Porras advierte que su planteamiento no es en contra de las eólicas, al contrario, dice que su inclusión en el mercado energético permite que el país pueda optar por energía limpia que ayude al ambiente, lo que recomienda es que se vuelva a la legislación de antes respecto a la compra de energía.

VOLVER AL PASADO

De igual forma opinó Víctor Urrutia, exadministrador de la Autoridad de Servicios Públicos, quien también se muestra a favor de que se amplíe el mercado eléctrico permitiendo la entrada a las eólicas; no obstante, insiste en que el detalle está en los cambios que se hicieron con la ley de 2011. ‘Están cometiendo un error’, dijo.

Urrutia considera que es poca la inversión que hace el Estado en el tema energético. ‘Si vemos solo el proyecto de energía eólica es nuevo, los demás proyectos de energía que están vienen desde el gobierno pasado’.

En ese mismo sentido, el presidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (APEDE), Roberto Troncoso, explicó que en un reciente foro de energía organizado por el gremio dejaron sentada su inconformidad con la compra de energía por tecnología. ‘Lo que se debe hacer es no comprar tecnología, sino energía’.

Troncoso piensa igual que Aramburú Porras. La ley limita el mercado, porque lo más que se van a presentar a licitar son una, dos o tres empresas.

Desde su perspectiva, se agrava más cuando entra en la directiva el cuñado del presidente de la República. ‘Esto crea mayores suspicacias, quizás innecesarias, porque todo el mundo tiene derecho a participar, pero en este caso levanta malestares y no lleva un buen mensaje’, dice Troncoso.

Por eso, el ejecutivo insiste en la necesidad de que la nueva ley se revise. ‘Que no se hagan licitaciones por separado, porque nuestro mercado es chico’.

PROYECTOS PRÓXIMOS A EJECUCIÓN

En Panamá existen al menos tres proyectos de parques eólicos en construcción.

El de Penonomé, que construye la empresa Unión Eólica Panameña y que será el primer parque eólico del país, y los que lleva adelante la empresa Fersa, S.A., que adelanta los proyectos en Antón y Toabré.

A finales de este año, la Empresa de Transmisión Eléctrica S.A. convocará a una nueva licitación para energía eólica.

El uso de la energía de los vientos le ahorrará al Estado más de $200 millones en concepto de subsidios.