Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Nacional

Cubanos en Miami secundaron la protesta

Aquella noche de agosto mandaron una foto por celular. Tenían los labios sellados con candados y la imagen dolía. Ramón Saúl Sánchez, pr...

Aquella noche de agosto mandaron una foto por celular. Tenían los labios sellados con candados y la imagen dolía. Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia, una organización de exiliados cubanos en Miami, organizó la propuesta afuera de las fronteras, lejos del territorio de la nave donde estaban aislados los cubanos que habían naufragado en Bahamas.

El 7 de agosto una caravana de unos 40 vehículos recorría el centro de Miami para exigir al gobierno de Bahamas que pusiera fin al maltrato contra los inmigrantes indocumentados que llegan a ese país caribeño, la mayor parte de ellos cubanos.

A esa protesta siguieron otras, y también una huelga de hambre hasta que liberaran a los 44 cubanos que estaban retenidos. En sus acusaciones apuntaban directamente al gobernador de Bahamas, Perry Christie, de ‘encubrir la tortura’; y a las protestas pacíficas se le sumó una campaña para asfixiar el turismo a las islas, de donde depende el 90% de su economía.

Cinco días después, el gobierno accedió. ‘Esta es una victoria por la dignidad humana’, vitoreaba Sánchez. Pero Bahamas aún daría un coletazo más a los balseros: ocho de ellos serían devueltos a Cuba un día antes de que el exembajador Guillermo Cochez llegara para negociar su exilio.