Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Nacional

Doméstica confiesa crimen

COLÓN. Todavía en Colón continúan las investigaciones para dar con el paradero de señalados en el homicidio del párroco Aníbal Gómez, qu...

COLÓN. Todavía en Colón continúan las investigaciones para dar con el paradero de señalados en el homicidio del párroco Aníbal Gómez, quien en la tarde del miércoles perdió la vida en la residencia de monseñor Carlos María Ariz.

Hasta el momento hay tres personas señaladas en el crimen. Una de ellas es la empleada de confianza de monseñor Ariz, quien tras ser retenida confesó su implicación en el crimen y acusó a su compañero sentimental por el asesinato del cura. En el caso también hay una tercera persona, supuestamente implicada, quien al igual que el compañero de la doméstica se encuentra prófugo de la justicia. Se está tras la pista. Se presume que el móvil del crimen pudo ser el robo.

Este crimen ha generado el repudio de la ciudadanía. Jacobo Salas, exministro de Gobierno y Justicia, lamentó que ‘en este país no hay lugar donde nos sintamos seguros. Es impresionante al punto que hemos llegado’.

Mientras que el candidato presidencial del Partido Panameñista, Juan Carlos Varela, pidió a las autoridades que se resuelva este crimen, que más que alarmar a toda la ciudadanía deja una mala impresión a los turistas. Prueba de ello es que la cadena de cruceros Royal ha abandonado esta ruta por problemas de seguridad.

Josué Rodríguez, quien profesa la fe católica, añadió que ya no se respeta a nadie y ha quedado demostrada la falta de seguridad que existe en la provincia de Colón.

El padre Teófilo Rodríguez, pidió misericordia para los responsables del crimen y condenó lo ocurrido. ‘En nombre del Señor los perdonamos y pedimos conversión para ellos. La vida humana es un don de Dios y no hay derecho para arrebatársela y menos a un servidor de Dios. Oramos por ellos y lo perdonamos de corazón’, expresó.

Las honras fúnebres del padre Aníbal se realizarán hoy viernes, en la parroquia María madre de Dios en Davis, a las 11:00 am, donde se congregarán las personas más allegadas al cura, para luego dirigirse a la parroquia Sagrada Familia, ubicada en Margarita, donde la comunidad católica le dará el último adiós.

En diferentes parroquias de la provincia se programaron jornadas de oración por este hecho que ha llenado de luto a la familia católica.

El padre Aníbal, tenía 25 años de haber llegado a la provincia de Colón procedente de España. Por muchos años fue la mano derecha de monseñor Carlos María Ariz y director de la Academia Santa María.

Al momento del crimen, monseñor Ariz se encontraba visitando los comedores escolares, por lo que pudo salvar su vida. En estos momentos se encuentra recluido en una clínica privada de la ciudad, tras ser afectado por una fuerte crisis nerviosa, luego de lo ocurrido en su residencia.