Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Nacional

Se dilata caso del buque norcoreano retenido en Panamá

La partida del buque norcoreano Chong Chon Gang retenido en Panamá desde el pasado mes de julio con armamentos y azúcar procedente de C...

La partida del buque norcoreano Chong Chon Gang retenido en Panamá desde el pasado mes de julio con armamentos y azúcar procedente de Cuba todavía se encuentra en luz roja.

El abogado de los tripulantes del barco norcoreano retenido con armas cubanas dijo que aún deben esperar algunos días más para que el fiscal del caso defina la situación jurídica de los marinos, en tanto se mantienen en la posición de no pagar una multa que exige el Canal de Panamá para poder llevarse el buque.

Julio Berríos señaló a The Associated Press que acompañó al jefe de una delegación de Corea del Norte a una reunión con el fiscal este viernes 22 de noviembre por la tarde y que el funcionario de investigación indicó que será hasta la próxima semana en que decidirá "a quiénes libera y a quiénes envía a juicio".

Pese a que la fiscalía aún no define la situación jurídica de los 35 tripulantes, altos funcionarios han anticipado que a 32 de ellos se les liberaría porque no sabían de la carga y a los otros tres _el capitán, el segundo oficial en mando y un funcionario norcoreano que vigilaba la tripulación_ se les seguiría proceso en los tribunales.

"No tengo la menor duda de que van a liberar a 32", subrayó Berríos. Dijo que la delegación norcoreana, que arribó a inicios de semana, solicitará una prórroga al gobierno para permanecer varios días más de la próxima semana.

La oficina de prensa del Ministerio Público indicó a la AP que aún había que esperar un tiempo más por la vista fiscal.La delegación norcoreana, en tanto, se mantiene en su postura de no pagar la multa de 1 millón de dólares impuesta por las autoridades del canal por considerarla "arbitraria", aseguró Berríos.

El canal argumenta que el buque infringió el reglamento de seguridad de la vía al no declarar que llevaba las armas bajo toneladas de azúcar y que tampoco notificó que tenía antecedentes de detención por tráfico internacional de narcóticos.

Berríos dice que el canal violó las garantías del debido proceso porque notificó de la resolución de la multa al capitán, que estaba detenido y sin defensor de oficio.

Mencionó el planteamiento que formuló el jueves el canciller Fernando Núñez Fábrega en el sentido de que el canal se precipitó al imponer la sanción sin antes conocerse un pronunciamiento de las Naciones Unidas sobre el incidente.

Los asesores jurídicos del canal han dicho que la embarcación puede partir de aguas panameñas si paga, incluso, una fianza de garantía que cubra las dos terceras partes de la sanción, 650.000 dólares, pero Berríos reiteró que los norcoreanos no van a pagar multa alguna.

Sobre el caso el ministro de Seguridad Pública, José Raúl Mulino admitió no tener "novedad" sobre la situación del barco.

El buque fue retenido en julio ante sospechas de que llevaba drogas, pero lo que encontraron las autoridades de seguridad panameñas fueron los pertrechos militares bajo toneladas de azúcar, en un incidente que según el gobierno panameño infringió el embargo de armas impuesto por las Naciones Unidas a Corea del Norte.