Temas Especiales

29 de Nov de 2020

Nacional

Dificultades en las esclusas producen preocupación

PANAMÁ. La situación alrededor del tercer juego de esclusas abrió un cofre de preocupaciones.

PANAMÁ. La situación alrededor del tercer juego de esclusas abrió un cofre de preocupaciones.

Empresarios y economistas pidieron a la Autoridad del Canal de Panamá que explique la situación del consorcio y el futuro del proyecto.

Las solicitudes se basan en que el proyecto compromete el futuro de la actividad logística en el país y además afecta la planificación como Estado.

TRANSPARENCIA EN EL CANAL

Para el economista Juan Jované, la ampliación del Canal de Panamá es un proyecto de todos los panameños, por lo tanto se debe informar a la ciudadanía sobre los atrasos y el manejo financiero de la obra.

Según el catedrático, ‘la ACP ha manejado con poca transparencia este tema de los atrasos en la obra de la ampliación del Canal de Panamá’.

El Estado podría ejecutar una fianza de cumplimiento; sin embargo, esto generaría mayor atraso en la obra. Sostiene Jované que la deuda sería por más tiempo y por lo tanto las ganancias llegarían más tarde, situación que desde el punto de vista financiero no le conviene al país.

Los efectos que prevé el economista incluyen que la inversión que se ha hecho ahí va a dar rendimiento más tarde. La deuda va a ser por más tiempo y los ingresos con los que se espera un beneficio común para los panameños van a tardar.

‘Cuando los proyectos se retrasan suben de costo, hay más costos financieros’, añade el profesor y también aspirante a la presidencia por la vía independiente.

‘Lo peor que le puede pasar a un proyecto es que se atrase’, insiste.

¿QUIÉN TIENE LA CULPA?

Para Jované, el consorcio GUPC es responsable porque ellos firmaron el contrato con el Estado bajo esas condiciones.

‘Panamá puede demandar por los costos adicionales, dado que este atraso es su responsabilidad’.

Con Jované coincide Severo Sousa, miembro de la Asociación de Usuarios de la Zona Libre de Colón. Para el empresario, los retrasos por problemas financieros o cualquier causa en alguna de las empresas encargadas del proyecto de ampliación del Canal de Panamá tienen influencia directa en el resto del país.

‘(El proyecto) está ligado a los planes de desarrollo de Panamá como centro logístico de actividad marítima y portuaria y, por consiguiente, debe buscarse reducir este tipo de retrasos en la obra’, dice Sousa.

A su juicio, la Autoridad del Canal de Panamá está manejando el tema de una buena forma. No obstante, la incertidumbre actual es un tema que pide se resuelva pronto.

EFECTOS EN EL MUNDO

Roberto Troncoso fue presidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa, para él los retrasos en el Canal se resienten en el mundo entero.

‘Toda la mercancía del globo está esperando la terminación de esta obra para pasar a bordo de los post-Panamax’, sostiene.

Troncoso manifestó que la expectativa mundial llega a tal punto que el propio gobierno de Estados Unidos envió a un alto funcionario para ponerse al tanto del tema.

‘Joe Biden (vicepresidente de EEUU), vino a Panamá motivado por los atrasos en las obras de ampliación del Canal’, dice Troncoso.

El abogado explica que ya hace ocho meses habían detectado estas irregularidades. ‘En ese momento se hicieron las aclaraciones. Toca al nuevo administrador presentarse con la nueva directiva y hacer lo propio’.

ALTERNATIVAS

Ante la situación la propia directiva de la ACP contempla la posibilidad de ejecutar la fianza de cumplimiento que debió aportar la empresa al ganarse el contrato. Pero a juicio de Jované, el retraso no podrá evitarse. Incluso ‘podría traer más atraso. El Estado tiene todo el derecho’, insiste Jované, pero eso solo resuelve una parte del problema. Mitigar los atrasos ya es harina de otro costal.