Temas Especiales

07 de Apr de 2020

Nacional

Hotelería y turismo, motor de la economía chiricana

CHIRIQUÍ. La hotelería y el turismo con altas y bajas en el año 2013 siguen siendo el motor que mueve la economía chiricana, así lo cali...

CHIRIQUÍ. La hotelería y el turismo con altas y bajas en el año 2013 siguen siendo el motor que mueve la economía chiricana, así lo califican sus actores al ver como positivas las cifras de ocupación, las cuales oscilan en 63% entre turistas extranjeros y nacionales, que han visitado la zona occidental de Panamá.

El negocio de ‘la industria sin chimenea’ en el renglón hotelero dispone de al menos 160 establecimientos, mil 500 habitaciones y 4 mil camas incluyendo hostales y cabañas de todo tipo, ofertadas para la diversidad de actividades que impulsan esa economía.

Idu Ribeiro, un hotelero brasilero que llegó a Chiriquí como gerente de un hotel cinco estrellas en la ciudad de David dice estar satisfecho con los resultados alcanzados este año. Según dijo la provincia misma ha tenido avances importantes luego de un trabajo de reforzamiento en el cual se promocionó a Chiriquí como una de las opciones o destinos turísticos del país.

El crecimiento alcanzado que en términos generales se sitúa entre un 12% ó 15% en comparación con el 2012 y se espera que pueda mejorar en el 2014 si se arreglan cuestiones pendientes. Debe su incremento, según Ribeiro, al turismo procedente de Costa Rica, a la cercanía existente entre las capitales de Panamá y el hermano país vía aérea; además de la estratégica posición geográfica de Chiriquí, la cual por sus precios y permanentes ofertas, abre puertas importantes al turismo de compras a través del aumento de pequeñas tiendas que hacen quedar a los turistas para que no tengan que viajar a la ciudad capital.

ACTIVIDAD DEPENDIENTE

El desarrollo del comercio, la industria, el sector urbanístico y el agro en la provincia —expresa el hotelero— hacen del turismo y la hotelería una actividad dependiente ligada a otros atractivos de la región, tales como: ríos, playas, montañas y el propio Volcán Barú. Eso hace atractivo el negocio —argumenta— pues la oferta turística sigue creciendo con una alta demanda local.

BARRERAS

Idu Ribeiro plantea que la actividad mantiene algunas barreras que limitan su desarrollo entre ellas enumera las condiciones de las vías de acceso. Allí hace énfasis en el proyecto a cuatro carriles de la vía David-Santiago, además de las diversas temáticas o agilizaciones legales en la frontera de Paso Canoas, las cuales en múltiples ocasiones causan desgaste a los turistas porque no existen infraestructuras adecuadas. ‘No es posible que el punto principal de entrada al país no esté adaptado para recibir a los visitantes’, argumentó. Expone que hay un excelente aeropuerto recién remodelado, pero con la carencia de vuelos internacionales a casi un año de su inauguración.

Chiriquí como destino turístico es un sitio seguro. Cualquier situación de inseguridad puede afectar la actividad turística-hotelera, ese es uno de los principales puntos que evalúan los visitantes cuando visitan la provincia; por ello, el sector requiere de mucho apoyo en esa materia.

Para el hotelero, en Chiriquí hace falta información cuantitativa de lo que el turismo aporta. Todo debe iniciar desde la recaudación de los impuestos, aun así, —agrega— se ha visto como el crecimiento de la actividad ha incidido en la generación de empleo; renglón que ha crecido casi un 25%.

Manuel Reyes Sicilia, presidente de la comisión de Asuntos Económicos de la Cámara de Comercio de Chiriquí, desde esa perspectiva el turismo y la hotelería, de acuerdo a su enfoque, aporta cerca de $200 millones anuales del Producto Interno Bruto de Chiriquí, el cual podría situarse en $2 mil millones.

Sicilia señala que existen barreras que pueden hacer ver la actividad un tanto pobre porque la conexión entre los hoteleros no es la mejor; la transferencia de cifras quizás, por el temor competitivo se convierte en un enemigo potente, sin embargo, si se quiere que el sector crezca los hoteles, restaurantes, hostales y cabañas deberán compartir sus números para de esa manera medir como está la temperatura de ese negocio.

Cifras estadísticas proporcionadas por el empresario dejan al descubierto que este año podrían terminar entrando 2.4 millones de turistas a Panamá a Chiriquí. Por su parte, por la región fronteriza ingresan entre 12 mil o 14 mil turistas; sobre todo, en épocas claves como la feria de David.

El tema sigue siendo, según las autoridades, una prioridad en la región chiricana.

La directora regional de la Autoridad de Turismo, Anabela Palma el turismo y la hotelería, ha reflejado un auge durante el año 2013, dónde no solo se ha visto el ingreso de extranjeros al país; sino también, el turismo interno de los nacionales.

La directora de la entidad atribuye el aumento a la promoción de la campaña ‘Chiriquí una aventura’ la cual según ella, permitió una promoción muy alta por medio de comerciales que dieron auge a los hoteles y a los sitios turísticos.

LUGARES MÁS GUSTADOS

Volcán, Boquete y Boca Chica fueron los sitios más visitados; sin embargo, se hace necesario explotar más el negocio en sitios como Puerto Armuelles en Barú y Los Cangilones en Gualaca.

PERSPECTIVA Y PROYECCIÓN

Los actores del turismo chiricano prevén seguir promocionado la provincia como destino turístico, aprovechando sus bondades. Para ello, —exponen— se apuesta por el desarrollo del aeropuerto internacional Enrique Malek, ya que se hacen gestiones para lograr contactos o renovación de negociaciones, para traer vuelos internacionales, y exista desde ese modo más desarrollo en la región.