Temas Especiales

09 de Mar de 2021

Nacional

El transporte pirata cohabitará con los legales

PANAMÁ. En diciembre de 2010 entró, poco a poco, el nuevo sistema de transporte Metrobús a la ciudad de Panamá.

PANAMÁ. En diciembre de 2010 entró, poco a poco, el nuevo sistema de transporte Metrobús a la ciudad de Panamá.

Agigantadas de alegría, las autoridades empujaban la salida definitiva de los temidos ‘diablos rojos’, que ocurrió el 15 de marzo del año pasado, pese a reflejarse un marcado descontento en los usuarios por los nuevos buses que demoran más en su recorrido, escasean los fines de semanas, en horas de la noche y no mejoran su frecuencias de servicio.

El lema: ‘Seguro-Cómodo-Confiable’ fue una promesa que se llevó el viento y ante las deficiencias surgió hace meses el ‘transporte pirata’ para los residentes de San Miguelito, regulado con identificación para prestar el servicio.

El presidente de la Comisión de Comunicación y Transporte de la Asamblea Nacional, Marcos González —diputado de San Miguelito y miembro del oficialismo— concedió los permisos que vencían ayer.

Pero el martes, esa entidad reguladora comunicó que la Junta Directiva de la comisión legislativa, a través de la Resolución No. 003 de 14 de enero de 1014, resolvió otorgar indefinidamente permiso de servicio temporal de pasajeros. Es así como la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) avala el permiso legislativo para los piratas.

En un acto en la Asamblea, entonces, fueron otorgados ayer 65 permisos indefinidos a transportistas.

LA ATTT CAMBIÓ

Aunque se había fijado el 15 de enero como la fecha tope para que estos transportistas siguieran operando de forma ilegal, el presidente Ricardo Martinelli se mostró benévolo.

El lunes 13 de enero, en las redes sociales, Martinelli escribió: ‘Qué injusto es tener que sacar un busito pirata cuando el Metro Bus no brinda el servicio adecuado. ATTT habrá que revisar bien esto’.

Aunque la empresa Mi Bus, que administra el Metrobús, cobra un subsidio anual de $60 millones, tendrá alternadamente a otros conductores quitándoles pasajeros por $1.50 (la tarifa de ellos es $1.25).

Hasta hace poco, Roberto Moreno, director de la ATTT, decía que los piratas eran ilegales e inseguros, ahora aduce que son un beneficio para los usuarios, una vez el mandatario los avaló.

Las opiniones van y vienen. Diomedes Atencio opina que le gusta la idea de que ordenen o afilien bien los busitos pirata, ya que estos son los que resuelven la ineficiencia de Mi Bus.

Adelmiro Rivera ve más allá: saben lo que va a pasar, Marcos González va a poner piratas por todos lados. ‘Él está detrás de ese negocio’.

‘EL PELIGRO VA A CONTINUAR’

¿Asumirá el gobierno la responsabilidad en caso que ocurra un accidente a los buses pirata?

Víctor Martínez, abogado experto en temas de transporte, señala que ‘el peligro va a continuar’.

En su opinión, el Metrobús va a seguir empeorando y las personas seguirán recurriendo a ese transporte, ya que esa empresa no llenará las expectativas.

Explica que seguirá la falta de seguridad, ya que no hay regulación normal.

Esperanza Mena, dirigente de la Fundación para Protección del Usuario del Transporte Público, espera que las autoridades miren hacia el área Oeste, donde diariamente pasan ‘caos’ para llegar a sus destinos.

Mena pide que se regulen los piratas para mejor seguridad en Arraiján, La Chorrera, Burunga, Vacamonte y Veracruz.

Para Severino Mejía, exdirector de la ATTT, permitir la circulación de los buses pirata violenta el contrato con Mi Bus.

A David Ramírez, del Movimiento 23 de Octubre, le preocupa que este tipo de transporte genere desgracias y luego nadie se haga responsable de las víctimas.

Ramírez pide al gobierno que exija a Mi Bus que cumpla con el servicio y no permita este tipo de transporte ilegal.