Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Nacional

Otra calle que lucha contra edificios en Punta Paitilla

PANAMÁ. Janet de Lombana es un vivo retrato de la preocupación, algo que es fácil de palpar con solo mirarla.

PANAMÁ. Janet de Lombana es un vivo retrato de la preocupación, algo que es fácil de palpar con solo mirarla.

Ella tiene 45 años de residir en la Calle Gil Colunje, Punta Paitilla, en el corregimiento de San Francisco, y se opone, como sus vecinos, a la construcción de un edificio de 29 pisos (24 pisos de apartamentos y otros 5 para estacionamientos).

Los residentes de la calle que lleva el nombre del escritor y poeta romántico que inició el género de novela en Panamá, se oponen a la construcción de la estructura en esa zona, donde habitarían 600 personas y estiman el uso de tres autos por apartamento.

Eso, plantean, rompería aún más la ya perturbada vida que llevan.

Según Lombana, las cosas no son iguales. Mirando al pasado, recuerda que lo que le podía molestar era el aeropuerto de Paitilla, ya que a las 5:30 de la mañana salían las avionetas.

El aeropuerto fue trasladado y lo que vino después fue peor. Los servicios públicos desmejoraron, antes el agua potable era tan eficiente que salía del grifo bastante presión.

‘Hoy día no tenemos agua, es un chorrito, durante el día es baja la presión’.

El alcantarillado de aguas residuales no responde y las residencias se inundan, así como la vía principal.

María Teresa de Restrepo destaca que si en las horas pico se requiere la ayuda de un ambulancia por alguna emergencia, una persona se puede morir. El 17 de octubre del año pasado ya eso se evidenció con la señora ‘Mayiya’ Varela de García, que por el tranque no pudo ser trasladada al hospital del área.

‘Se puso grave y las hijas no pudieron llegar al hospital’, lamenta.

En sus casas desde hace dos meses cuelga un letrero en fondo rojo: ‘NO al cambio de zonificación ¡No más!’.

CAMBIO DE ZONIFICACIÓN

El arquitecto Joseph Friedman solicitó el cambio de zonificación a unos lotes situados en la Calle Gil Colunje. Uno es un lote grande, ya que va desde esa calle hasta la Ramón H. Jurado.

El cambio propuesto es de la actual zonificación de R-3 a RM-3-NCU2; los lotes son 64838, 64179 y 37860, que corresponden a las residencias 13, 14A y 14B.

Ayer, en el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) se realizó la consulta ciudadana, en donde los moradores de diferentes zonas exteriorizaron sus quejas por los cambios de zonificación.

Carla Ducasa, analista de Trámite del Miviot, explica que están en la consulta ciudadana, luego vuelven a llamar a los residentes; el proceso pasa al Municipio de Panamá y de allí hacen la recomendación a la entidad para ver si aprueba el cambio.

Dalida Niquilagos, también de la entidad, recomienda a las personas mantenerse unidas ‘para lograr grandes cambios’.

VÍA ITALIA

Al igual que la Calle Gil Colunje, en la vía Italia se quejan de un cambio de zonificación de una casa unifamiliar para construir dos torres de 45 pisos, entre comerciales y vivienda.

Tere Guardia, moradora desde hace 15 años, indica que los bomberos y ambulancias no pueden pasar y las personas corren peligro por su seguridad por el tráfico diario.

Todo está en proceso, ya que la Autoridad Nacional del Ambiente aprobó un Estudio de Impacto Ambiental y había información falsa.

El doctor Alberto De León, con 16 años en Punta Paitilla, sostiene que aunque la obra la detuvieron, son dos torres de 160 apartamentos, ¿dónde van a meter 360 carros?

Por su parte, el representante de San Francisco, Carlos Pérez Herrera, indica que no es un tema de tres lotes, sino del corregimiento, que tiene problemas con la presión de agua e infraestructura colapsada.

En los cambios propuestos en la calle Gil Colunje, aduce que podrían vivir 22 personas, pero ahora proponen 600 sin estudios técnicos.

BOMBEROS Y SINAPROC

Mediante notas separadas del Sinaproc y la Oficina de Seguridad del Cuerpo de Bomberos de Panamá, en 2002, advirtieron que en Punta Paitilla las calles están congestionadas y por la construcción de nuevos edificios, de presentarse una emergencia el congestionamiento no permitirá una atención rápida. Los carros bomberiles no tendrán espacio para atender el caso.