Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Nacional

El 97% de las llamadas que recibe el SUME 911 son falsas

Gil Fábrega, director ejecutivo del sistema, elabora un proyecto de ley para penalizar a quienes marquen para distraer a los operarios

El 97% de las llamadas que recibe el SUME 911 son falsas
Una de las supervisoras del centro de llamadas del sistema de emergencias.

Desde la creación del Sistema Único de Manejo de Emergencias (SUME 911), en e 2007, miles de bromistas marcan diariamente al sistema para molestar.

Este lunes, 28 de julio, el centro de llamadas recibió 13,799 llamadas. De estas, 12, 515 fueron calificadas como ‘inservibles’. Una parte de estas marcaciones eran: acosadoras, maliciosas, equivocadas, para transferencia o para pedir información.

Durante los últimos años, los directivos del sistema apelaron a la conciencia de la población. ‘La gente solo entiende cuando le tocan el bolsillo’, dice Gil Fábrega, quien asumió la dirección de esta plataforma de emergencia hace un año.

Fábrega redacta un documento que enviará próximamente al Ministerio de Gobierno. En este proyecto de ley, se fijará las multas económicas para los que marcan innecesariamente al centro de llamadas.

Carlos Fuentes, jefe de Operaciones del SUME 911, explica que tienen mecanismos para detectar las marcaciones falsas.

El primer filtro para esta depuración es un programa informático que identifica el número de la llamada y muestra el historial. ‘Si es un número que ha llamado varias veces, nos puede dar un indicio’.

La segunda instancia para filtrar llamadas es con preguntas. El operario pide al solicitante de la ambulancia el número de teléfono, nombre y apellido, la dirección y la condición de salud del paciente. ‘Si es una falsa alarma, la persona cierra antes de que terminen las cuatro interrogantes’, menciona Fuentes. Si la persona contesta todas estas preguntas, se trata de una emergencia. En ese momento, el operario envía el vehículo, pero continúa preguntando sobre el estado del paciente.

EN EXPANSIÓN

La flota de ambulancias del SUME 911 , según Fábrega, es de 50 vehículos. De estos, 30 están operativos y el resto está en mantenimiento.

Este año, se compraron cinco carros nuevos para reemplazar unidades con recorridos por encima de los 180 mil kilómetros, cuenta Fábrega.

En dos semanas, se presentarán las propuestas para un acto público para adquirir cinco ambulancias más.

‘Todavía estamos lejos de igualar sistemas de otros países, como Estados Unidos, en donde las ambulancias tienen una vida útil de cuatro años o 100 mil kilómetros’, comenta el funcionario.

El SUME 911 compra sus ambulancias de cinco en cinco. Así lo continuará realizando hasta alcanzar las 20 que necesitara para cubrir las provincias de Panamá, Coclé y Veraguas.

Para esta inversión, Fábrega solicitará un presupuesto de $16.8 millones. La partida presupuestaria para este año fue de $10.7 millones.

Los otros componentes de la plataforma también son costosos. Fuentes explica que cada estación de un operario en el centro de llamadas cuesta $100 mil.

CHOQUES Y TAXISTAS

Antes se tardaban diez minutos en ir del IDAAN (vía Brasil), al Dorado, ahora, este mismo recorrido tarda más de media hora, cuenta Fábrega. Las sirenas de las ambulancias no son suficientes para despejar las calles.

‘La mentalidad de los conductores ha cambiado. Pocos le dan paso a las ambulancias’, sostiene.

Esta contraridad ha aumentado el tiempo de respuesta. ‘Ya no tardamos 15 minutos como al principio, es una realidad que vivimos por el aumento de vehículos en las calles’, agregó.

El ingeniero lamentó que todos los meses tenga que mandar a reparar la parte trasera de las ambulancias, que son colisionadas por taxistas que se van aprovechando las sirenas de emergencia.

RECARGA

Que entidades como el Ministerio de Salud (Minsa) y la Caja de Seguro Social (CSS) tengan sus propias ambulancias no representa una disminución de las asistencias que atiende el SUME 911.

‘El Minsa y la CSS han tenido inconvenientes en las licitaciones para sus ambulancias y nosotros hemos tenido que apoyarlos. Por ejemplo, el día del accidente del busito pirata en Arraiján, enviamos tres ambulancias y eso nos desbalanceó el sistema en la capital’, relató.

El auxilio para el Minsa y la CSS continuará porque la licitación del Minsa, para adquirir 163 ambulancias y un sistema de emergencias por $40 millones, fue cancelada.

También se anuló el primer acto público abreviado de la CSS para comprar 80 ambulancias. Hace poco se volvió a convocar esta compra, por $6.6 millones