24 de Feb de 2020

Nacional

Sin edificios históricos, Colón pierde su identidad

Las casas, parte del Conjunto Monumental Histórico del Casco Antiguo de Colón, fueron derribadas el jueves pasado

Sin edificios históricos, Colón pierde su identidad
La Casa Wilcox, en Colón, deberá ser restaurada.

La demolición de dos viejos edificios ubicados dentro del proyecto de Renovación Urbana de la ciudad de Colón promete causar dolores de cabeza al Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot).

Los inmuebles 11-147 y 3-029, ubicados en la calle 12 y 13 , entre la Avenida Herrera y Domingo Díaz y derribados el pasado jueves con una pala mecánica, formaban parte del Conjunto Monumental Histórico del Casco Antiguo de Colón.

Ayer, el exlegislador colonense Miguel Bush anunció que presentará formalmente una querella penal contra el ingeniero Mario Etchelecu, titular del Miviot, por delito contra el patrimonio histórico.

El artículo 3 de la Ley 47 de 8 de agosto de 2002, que declara Conjunto Monumental Histórico al Casco Antiguo de la ciudad de Colón, incluye como zona protegida, entre otras, a un grupo de edificaciones comprendidas entre calle 10 y calle 13 .

Precisamente, de acuerdo con Bush, las dos estructuras estaban situadas en la manzana 134, identificada en la ley como ‘zona preservada’.

‘La ley hablaba de la restauración de más de 829 edificios entre los cuales el ministro de vivienda actual tumbó dos’, enfatizó.

El dirigente reconoció que aunque uno de los edificios se había incendiado y el otro estaba abandonado, ‘son monumentos históricos y tienen que ser respetados por ley’.

Por su parte, Flor Moreno, directora de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA), capítulo de Colón, pidió igualmente que en el proyecto de Renovación Urbana se respete el carácter histórico, la arquitectura, los usos de suelo y a las familias que viven en la ciudad colonense.

Poniendo como ejemplo el paseo Juan Demóstenes Arosemena, ubicado a lo largo de la avenida Central, la arquitecta sugirió que la inversión que se le realice respete el carácter del sitio, mantenga la parte urbana y su ambiente.

Moreno explicó que algunos edificios de la zona están incorporados dentro de la ley de conservación y otros no, por lo que solicita al gobierno de Juan Carlos Varela que ‘revise, adecúe y respete’ la norma.

En relación con las dos demoliciones que se llevaron a cabo, el Ministerio de Vivienda, luego de hacer análisis, consideró que eran viviendas que ponían en peligro las estructuras aledañas.

Ante esto, Mariana Núñez, directora del Instituto Nacional de Cultura (Inac), reconoció a La Estrella de Panamá que los dos edificios forman parte del patrimonio.

Núñez declaró que aunque el Inac está trabajando para evitar que sigan dándose este tipo de situaciones, ‘ las dos demoliciones obedecen a problemas con las estructuras’.

La funcionaria adujo que en el futuro, en estos casos en que la estructura represente peligro las viviendas aledañas o la vida humana, se planteará un programa de réplicas que puedan ‘mantener la virtud patrimonial’.

Igualmente, el ministro Etchelecu aseguró que los dos caserones fueron demolidos tras un proceso de ‘evaluación y consulta’.

‘Se trataba de una orden de la administración pasada. Pero nosotros coincidíamos con el reporte de que ponían en peligro las edificaciones de los lados’, remarcó.

Cabe señalar que la ley de patrimonio trata de preservar la tipología de los edificios ubicados donde se fundó la ciudad de Colón, el 27 de febrero de 1852.

PLAN VARELA

El Miviot tiene identificados otros 19 caserones por demoler dentro del proyecto de renovación urbana, que contempla la edificación de edificios similares al proyecto Curundú. La inversión prometida para estas soluciones habitacionales es de $500 millones.