Temas Especiales

28 de Nov de 2020

Nacional

Los buses piratas circularán con permisos del Tránsito

La decisión se tomó este viernes en una audiencia entre transportistas, la Asamblea y el gobierno

Los buses piratas circularán con permisos del Tránsito
.

El gobierno y las prestatarias capitalinas Transfusa, San Cristóbal de Chepo y Sindicato de Conductores del Transporte Colectivo (Sicotrac) llegaron a un acuerdo este viernes 30 de agosto que permitirá la operación de buses piratas amparados por estas organizaciones.

En una reunión en la Asamblea Nacional, el ministro de Gobierno, Milton Henríquez; el presidente de la Comisión legislativa de Transporte, Diógenes Vergara, y los sindicatos acordaron la puesta en marcha de un proceso de transición para la inclusión de los buses ilegales en un nuevo modelo de transporte público que las autoridades prometen que diseñarán.

Las partes concluyeron en la redacción de un reglamento de 12 puntos, en el que se incluirá, por ejemplo, la tarifa tope que los piratas de Ciudad de Panamá puedan cobrar.  También aseguraron que la violación a las normas de tránsito supondrá la cancelación del permiso de operación que expedirán las prestatarias y la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT).

La mayoría de los buses ilegales trabajan con el Sicotrac, una vieja organización de conductores que operó diablos rojos en la capital, y que se replegó en servicios alimentadores tras el rescate administrativo de sus rutas al centro.

El diputado Vergara no halló conflicto en que las prestatarias en cuestión operen rutas en el área de concesión de Mi Bus.

Tomasito López, presidente del Sicotrac, demandó al gobierno el cumplimiento del acuerdo y la no imposición de multas, un método que la policía de tránsito y la ATTT han venido aplicando para ahorcar el negocio ilegítimo. A cambio prometió que no admitirán más buses nuevos ni crearán una ruta ilegal más. “Nosotros cumpliremos y esperamos que ustedes lo hagan”, insistió.

El gobierno baraja aún la salida de Mi Bus

Por su parte, el ministro Henríquez confirmó que las negociaciones con Mi Bus aún no han terminado, y que con los bancos que financian la operación del metrobús barajan todas las opciones: que la concesionaria sólo opere los buses, que su negocio se reparta entre varios más, o la recisión del contrato.

Lo que está en firme, dejó ver el titular de Gobierno, es la decisión de la administración de modificar el contrato de concesión del metrobús, para, entre otras cosas, la adquisición de más buses, y con especificaciones distintas a las unidades actuales.