18 de Sep de 2021

Nacional

Evaluarán cuencas para reducir riesgos

En 2008 y 2010, al salirse de su cauce, el río Caldera derrumbó el puente de la comunidad. Varios moradores resultaron afectados

Evaluarán cuencas para reducir riesgos
Autoridades buscan proteger las cuencas, la servidumbre y los bosques.

Con el propósito de prepararse para reducir riesgos de futuros desastres e inundaciones en el distrito de Boquete, ayer se reunieron diferentes estamentos de seguridad y autoridades municipales para analizar el trabajo de limpieza y revisión a la cuenca del río Caldera.

En la reunión participaron representantes del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), Servicio Nacional Aeronaval, Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial, la Autoridad Nacional del Ambiente, el gobernador Hugo Méndez, el alcalde del distrito, Emigdio Vásquez; el Concejo, clubes cívicos y sociedad civil. En conjunto, discutieron sobre planes de gestión de riesgo de algunas cuencas.

El gobernador Méndez destacó que juntos trabajarán en la prevención de desastres. A la vez, prometió gestionar los recursos necesarios para evitar escenas como las recientemente vividas en Cerro Punta.

Junto a todas las entidades de go bierno y la sociedad civil, añadió el gobernador, revisarán las cuencas de los ríos más peligrosos de la provincia. También se ofrecerá orientación a los moradores cercanos a las riberas de estos caudales para que sepan manejar cualquier situación de peligro que se suscite.

Francisco Santamaría, jefe de Operaciones de Emergencia del Sinaproc en Chiriquí, insistió en que urge realizar trabajos de prevención en las cuencas de los ríos en toda la provincia.

Esta labor corresponderá, inicialmente, a las autoridades locales.

Para ello, se le dará seguimiento a los trabajos de limpieza y remoción de árboles, labor que no se realiza desde el 2010, según los últimos informes presentados.

También se acordó organizar una mesa de trabajo para revisar los aspectos en que se ha fallado e iniciar un nuevo plan de mitigación que evite inundaciones como las acontecidas en 2008 en el río Caldera.