Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Nacional

Unos cien precaristas llegan a la Presidencia

La marcha de los ‘sin tierra’ produjo 18 kilómetros de atasco en la carretera Arraiján-Panamá y dejó la Plaza Catedral llena de pancartas

Un descomunal atasco vehicular de unos 18 kilómetros de largo, en la autopista Arraiján-Panamá, fue ocasionado ayer, martes, como resultado de la marcha de protesta de más de un centenar de residentes de un asentamiento de Arraiján que exigen al gobierno la expropiación de la finca privada que ocupan.

No es la primera vez que los residentes de l asentamiento informal ‘La gran bendición’, ubicado 25 kilómetros al oeste de la ciudad capital de Panamá, impulsan una marcha de este tipo.

En esta ocasión, el grupo caminó desde Arraiján hasta el palacio presidencial de Las Garzas, en San Felipe, exigiendo ‘por enésima vez’ la expropiación de la finca que, según ellos, ocupan desde hace cuatro años.

Rolando Rodríguez, presidente de la coordinadora que se hace llamar ‘Victoriano Lorenzo’, reconoce que se trata de una finca privada invadida de forma ilegal. Pero se escuda en los artículos 48 y 51 de la Constitución Nacional para exigir lo que el grupo de residentes considera ‘sus derechos’.

‘No vamos a aceptar ni un desalojo forzoso y vamos a defender los derechos que nos otorga la ley’, sustentó Rodríguez de forma enérgico, al tiempo que le aplaudían sus seguidores reunidos en la Plaza Catedral.

El asentamiento no cuenta con servicios básicos de luz ni agua potable y no puede obtenerlos de forma legal.

‘Queremos que expropien esas tierras y nos las titulen’, expresó Ander Pérez, miembro de la coordinadora.

Según datos del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial, en el distrito de Arraiján existen unas 50 barriadas informales en las que residen unas 5 mil personas.

Precisamente en ese distrito, el Gobierno adelanta el proyecto habitacional de interés social ‘Techos de esperanza’.