Temas Especiales

25 de Oct de 2020

Nacional

Refutan hipótesis de la fiscalía sobre muerte de holandesas

Para el criminólogo Octavio Calderón, es imposible que el río haya arrastrado los restos óseos de las jóvenes hasta colocarlos juntos

Refutan hipótesis de la fiscalía sobre muerte de holandesas
Los restos de Lisanne Froon fueron entregados a sus familiares.

No importa cuántas veces la fiscal repita que Kris Kremers y Lisanne Froon fueron arrastradas por la corriente del río, la fiscal no tiene evidencia para probarlo. ‘Es una suposición sin fundamento científico, no se basa en nada’, manifestó el criminólogo Octavio Calderón.

El especialista contrasta los resultados de los análisis forenses efectuados a los huesos, vestimenta y aparatos electrónicos pertenecientes a las jóvenes con la teoría de la fiscal Betzaida Pittí, quien supone que, tras perderse en el sendero El Pianista, las chicas murieron arrastradas por el río Culubre, en cuyas riberas se encontraron parte de sus osamentas.

Octavio Calderón es tajante al refutar la hipótesis de la fiscalía con algunos puntos fundamentales: ‘nada indica que ellas estaban cerca del agua; además, dos huesos de distintas partes del cuerpo, de dos personas, no acaban juntos en un banco de arena nunca. Esto demuestra que alguien los colocó allí. No hay otra razón. La versión de que estaban en el río no tiene fundamento; no hay prueba de ello. El hecho de que la ropa y la cartera estuvieran intactas contradice la hipótesis de la fiscalía, insiste.

La Estrella de Panamá trató de comunicarse con la fiscal Betzaida Pittí, pero el equipo de relaciones públicas de la fiscalía no devolvió las llamadas.

El criminólogo Calderón también descarta que las chicas hayan sido atacadas por animales salvajes. Se basa en el informe presentado por la Autoridad Nacional del Ambiente, en el que se establece que en la zona existen víboras, pumas y tigres.

En todo caso, señala Calderón, si las bestias las hubiesen atacado, ¿dónde están los cráneos? Esos animales no se tragan un cráneo, afirma. Los pumas, agrega el criminólogo, son animales solitarios, evitan interactuar con los humanos y si hubiese sido una víbora la causante, atacaría a una persona, no a dos al mismo tiempo.

El abogado de la familia Kremers, Enrique Arrocha, opina lo mismo. ‘Si las jóvenes fueron atacadas por las bestias ¿por qué sus ropas están intactas? Si hubieran ocurrido estas agresiones, las marcas se verían claramente en las vestimentas, y no es así’, acotó el abogado.

El acento en fósforo de la costilla de Kris es otro punto discordante. Arrocha requiere una ampliación del informe que indica que la costilla parece haber sufrido las consecuencias de elementos fosfatos, ya que el ambiente donde fueron encontradas las osamentas no es suelo volcánico.

Según Calderón, el fósforo podría indicar el uso de fertilizantes o químicos sobre los restos. La desesperación pudo haber llevado al atacante a utilizar este tipo de sustancia para ‘desaparecer’ las evidencias, dijo.

Y se atrevió a esbozar un perfil del supuesto asesino.

‘Por la forma en que fueron encontrados el tobillo y los huesos, pudiera tratarse de una persona joven, sin experiencia en este tipo de situaciones, un amateur que improvisa a medida que se le van presentando los obstáculos’.

Esto podría explicar la presencia de una pelvis y una cartera en el mismo sitio, apuntó.

El Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses reveló que los huesos analizados no muestran traumas por efecto del uso de objetos punzocortantes, armas de fuego o cortes provocados por un desmembramiento.