Temas Especiales

23 de Jul de 2021

Nacional

Emberá Wounaan, en el olvido del Estado

Ese grupo indígena, que hace vida en la provincia de Darién, padece además del aislamiento de su comunidad

La comarca Emberá Wounaan, que recientemente celebró el trigésimo primer aniversario de su reconocimiento legal, se encuentra desatendida por las instituciones del Estado, principalmente por el Ministerio de Educación (Meduca) y el Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

Ese grupo indígena, que hace vida en la provincia de Darién, padece además del aislamiento de su comunidad, ya que la carretera Interamericana, única vía de comunicación de esa provincia con el resto del país, se encuentra en franco deterioro.

LOS QUE BRILLAN POR SU AUSENCIA

El alcalde del distrito de Cémaco, Lemar Lino, expresó que, a pesar de ya haber sido nombrados, tanto el director del Meduca, así como su homólogo del Mides, no se han presentado a sus respectivas oficinas ubicadas en Unión Chocó, cabecera de la comarca .

‘Sabemos que hay directores, pero no los conocemos’, expresó el responsable distrital, quien, además, dejó ver su preocupación por el ‘poco interés de atender la situación’ que viven los habitantes de la localidad bajo su administración.

Rou Ortega, miembro de la comunidad de Unión Chocó, señala que Albert Lana, director designado del Meduca para la región, no se ha trasladado a la sede de ese ministerio en la comarca bajo el alegato de que no hay comunicación.

Ortega hizo un llamado al presidente Juan Carlos Varela para que ‘nombre a personas que estén dispuestas a trabajar por su comarca’. ‘Cuando hay voluntad de trabajar por su pueblo, uno va a donde lo manden’, sentenció el joven emberá.

EL CAMINO OLVIDADO

Además de ser el único medio que conecta a la provincia con el resto del país, la Interamericana es el único camino terrestre que permite la comunicación entre las comunidades darienitas.

Esta vía, construida durante la administración presidencial de Martín Torrijos, ha sufrido el abandono progresivo del mantenimiento y refacción del pavimento, según indican tanto los camioneros que transitan la vía, así como los residentes de Yaviza y Unión Chocó.

Según Rafael Hernández, transportista dedicado al traslado de plátanos desde Yaviza a Ciudad de Panamá, la carretera empezó a sufrir daños a escasos días de haber sido estrenada.

‘Como a los ocho días de haber sido inaugurada, a esa carretera se le empezaron a abrir huecos. La compañía se dedicó a emparchar [hasta el punto de dejarla así]’, indicó Hernández.

El camionero añadió que las condiciones de la vía deterioran con rapidez todo el vehículo, desde los muelles hasta el motor. ‘Siempre es una frenadera y se le exige mucho también al motor. Y también uno se desgasta físicamente’.

Desde la población de Agua Fría hasta Metetí, la carretera presenta baches profundos que se alternan con largos tramos en los que alguna vez hubo una capa asfáltica; pero donde, actualmente, predominan las piedras y el polvo que se levanta del suelo en una densa nube que pone en peligro la vida de los conductores al dificultar la visibilidad.

A partir de Metetí y hasta Yaviza, las condiciones de la vialidad empeoran. Los daños en el pavimento son de tal magnitud que el trayecto pareciera haber sido blanco de una lluvia de meteoritos.

En el mismo tono se expresó el alcalde Lino, quien apela a su memoria para indicar que en la administración del presidente Ricardo Martinelli ‘no se le metió la mano’ a la carretera.

Lino es optimista frente a las promesas del actual presidente Juan Carlos Varela para recuperar la vía darienita. ‘Yo pienso que ese debe ser el tema fuerte del próximo gabinete de gobierno que se realizará en Metetí’, auguró el alcalde.

SALUBRIDAD, A MEDIAS

El asesor del gobierno tradicional de Unión Chocó, Manuelito Kaisamo, indicó que en ese poblado existe un centro de salud, pero el personal que labora allí es insuficiente para atender a los más de 3 mil 500 residentes del área, que provienen de esa localidad, como de las poblaciones circunvecinas.

Kaisamo expone que desde hace cinco años la sede sanitaria tiene dos médicos, dos asistentes y un técnico de saneamiento ambiental. ‘Faltan enfermeras, cocineras, trabajadores de aseo’ para que funcione apropiadamente, explicó Kaisamo.

Añadió el asesor de la comarca que es necesario dar mayor dotación al mencionado centro de salud, porque son frecuentes los casos de parasitosis en la población que no tiene un suministro adecuado de agua potable y consume el líquido directamente del río Tuira.

‘Una falla eléctrica dañó la bomba de succión [del agua]’, sostuvo Kaisamo, por lo que en la actualidad, además de tomarla desde el río, los integrantes del poblado bajan hasta su cauce para bañarse y lavar sus ropas y utensilios alimenticios.

Los problemas de salud se agudizan, ya que en la ribera del Tuira se evidencia la disposición inadecuada de la basura que genera la localidad. Durante un recorrido que hizo La Estrella de Panamá, se pudo apreciar varios envases plásticos flotando en las aguas del río Tuira, el más caudaloso del país.

RESPUESTA DEL EJECUTIVO

El pasado 15 de enero estaba prevista la visita a Unión Chocó del ministro de Gobierno, Milton Henríquez, quien aún no ha ratificado en sus cargos a las autoridades que resultaron electas en el polémico Congreso General Extraordinario de la comarca Emberá Wounaan realizado el 19 y 20 de diciembre del año pasado.

Sin embargo, trascendió desde el Palacio de las Garzas que el presidente Juan Carlos Varela ha tomado cartas sobre el tema indígena, y en particular sobre la vialidad en la provincia de Darién. Una fuente gubernamental vaticina que en los próximos días será designada una comisión que evaluará las soluciones que reclama esta comunidad aborigen.

Mientras tanto, las distintas comunidades de la provincia de Darién esperan la celebración del próximo Consejo de Gabinete, que se realizará en la población de Metetí, para informar directamente al presidente Varela sobre las necesidades de esa región.