Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Nacional

El sistema bancario panameño: un gigante en plena maduración

El istmo ha sabido capitalizar su vocación de servicio para instalar un centro financiero exitoso que genera grandes riquezas al Estado

La banca en Panamá tiene, prácticamente, la misma edad de la República. Aunque antes de la separación de Colombia ya existían algunos bancos privados, los expertos consideran que la apertura el International Bank Corporation, el 17 de agosto de 1904 es el antecedente directo del sistema actual.

Con apenas 111 años de existencia. El sistema financiero nacional se ha posicionado como uno de los más sólidos de la región.

Las 91 entidades que conforman la industria bancaria, actualmente, le dan trabajo a, aproximadamente, 20 mil personas, entre nacionales y extranjeros.

El Centro Bancario Internacional, creado en 1970, aporta el 7.5% del Producto Interno Bruto (PIB) de Panamá, lo cual convierte a la intermediación financiera en la sexta actividad que más aporta el PIB panameño.

PONER ORDEN EN LA CASA

Pero esto no siempre fue así, Luis H. Moreno Jr., vicepresidente y gerente de The Chase Manhattan Bank entre 1970 y 1987, narra en su libro Panamá, una vocación de servicio que durante los primeros 61 años de vida republicana la ‘evolución bancaria en Panamá fue lenta pero selecta'. Aunque había una ley bancaria que fue establecida durante el gobierno de Arnulfo Arias Madrid en 1941, la Ley 101, la realidad era que la banca en el istmo ‘creció con un mínimo de supervisión oficial y una relación para fines estadísticos con la Contraloría. El Centro Bancario se conformaba al alero de múltiples factores favorables endógenos y exógenos'.

Viendo que la actividad iba creciendo y evolucionando, se determina que es necesario una reglamentación más profunda y un ordenamiento. Tras dos años de difíciles negociaciones entre el gobierno y la Asociación Bancaria, nace el Decreto 238 del 2 de julio de 1970, el cual —explica el también exgerente del Banco Nacional— ‘define el negocio y fija el ámbito de aplicación, señala objetivos establece funciones, determina licencias, regula operaciones, dispone requisitos de encaje legal, de capital, de crédito de contingencia; ordena procedimientos para la inspección bancaria, formatos de informes y documentos, igual que para la liquidación voluntaria, la intervención o liquidación forzosa'. Para esto, se crea el primer ente regulador del mundo financiero: la Comisión Bancaria Nacional.

Aunque una de las primeras acciones de este ente regulador fue cancelar 243 licencias irregulares, doce años después de establecido el Centro Bancario Internacional y la Comisión Bancaria Nacional, la cantidad de activos totales del sistema financiero panameño se había quintuplicado. De $900 millones de activos en 1970, en 1982 estaba en poco menos de $50 mil millones. Además de esto, para 1982 la cantidad de bancos instalados en el país era de 122, un número que nunca antes se había alcanzado.

TIEMPOS DIFÍCILES

P ero esa bonanza no duró mucho más. En 1982 comienza una crisis regional que termina afectando al Centro Bancario Internacional, el cual va perdiendo su importancia y su participación en el mercado. Los bancos van abandonando el país para establecerse en territorios que les arrojan mayores beneficios y oportunidades. Un factor importante en este suceso, comenta Moreno Jr. es la ‘falta de agilidad para innovar, para competir, para asegurarle apoyo institucional, para convertir operaciones netamente bancarias, en operaciones más cónsonas con las nuevas ideas financieras que han hecho progresar más rápidamente a Singapur, a Cayman, a Luxemburgo y otros centros'. La banca de inversión era la apuesta del momento, explica el banquero.

Tras el diagnóstico de una serie de expertos internacionales, el Centro se fue recuperando y, para 1987, sale del bache en el que cayó. Ese año, la banca panameña llegó a niveles sin precedentes en depósitos y préstamos. Fueron los bancos locales los que ‘salvaron' al Centro Bancario Internacional.

Sin embargo, la tensión política sumió a todo el país en crisis, incluyendo a la banca.

En solo dos años, el Producto Interno Bruto se contrajo un 16.7%. La Comisión Económica para la América Latina de las Naciones Unidas declaró que esa disminución era ‘la más dramática de la que se tenga registro en la evolución reciente de América Latina y el Caribe'. La desocupación aumentó un 8% en solo 24 meses, y de 12% llegó al 20%. La construcción descendió un 88% y dejó a 25 mil obreros sin trabajo. La ocupación hotelera bajó a la mitad. Así como estos, hay muchos más ejemplos.

El dinero empezó a abandonar los bancos. A finales de 1987, la caída de los activos internos era de 515 millones y la de los activos externos de 9023; la cartera crediticia interna se contrajo en $26 millones; la liquidez de la banca oficial pasó de 32% a 19%, y la banca local privada bajó 6 unidades, de 38 a 32%.

En febrero de 1988 Estados Unidos congela cualquier tipo de pago a la República de Panamá. Un mes después, la Comisión Bancaria Nacional suspende el servicio al público de los bancos con licencia general. Hasta mayo la atención no se reanudaría, aunque con muchas restricciones. El panorama era desolador.

A pesar de todo, el Sistema logró sobrevivir y, con el restablecimiento de la democracia, empezó a reconstruirse. Tan solo unos años después, diría Luis H. Moreno, Jr. en Panamá, una vocación de servicio que lo sucedido entre 1987 y 1989 fue ‘un penoso capítulo de la crisis bancaria panameña, superado por la confianza, la responsabilidad, por el profesionalismo, por el coraje y por la vocación de servicio'.

ENTES FISCALIZADORES

Una vez recuperado el Sistema, lo que empezó fue una renovación de las reglas del juego. Un reforzamiento de los sistemas de fiscalización para adecuarse a las normas internacionales en la lucha contra el lavado de dinero y el terrorismo.

En 1990, nace la Dirección de Responsabilidad Patrimonial (DRP) como parte de la Contraloría General de la República. La DRP se transformó en el 2008 en el actual Tribunal de Cuentas, que es una institución de carácter público que juzga la responsabilidad patrimonial derivada de las supuestas irregularidades, contenidas en los reparos formulados por la Contraloría a las cuentas de los empleados y agente en el manejo de los fondos y los bienes públicos.

En 1995, se crea la ‘Comisión presidencial de alto nivel contra el lavado de dinero, producto del narcotráfico' como consejo consultivo permanente. Esta Comisión tenía como finalidad evitar que el Centro Bancario Nacional se utilizara con fines ilegales. Luego de varios cambios de nombre y en su estructura, nace la Unidad de Análisis Financieros (UAF), la cual pasó, de ser parte del Ministerio de la Presidencia, a ser una entidad de seguridad con autonomía propia. La UAF tiene la misión de ‘recibir y requerir , analizar, mantener, suministrar, proveer ,intercambiar , organizar, administrar, preservar y elaborar , todo documento o información financiera necesarias para determinar su esquema y origen', explica la página web de la Unidad.

Sin embargo, uno de los cambios más grandes se da en 1998, cuando el Decreto 238 del 2 de julio de 1970 es reemplazado por el Decreto Ley 9 de 26 de febrero de 1998. Esta nueva legislación crea la Superintendencia de Bancos que reemplaza a la Comisión Bancaria Nacional.

Este nuevo decreto, se indica en la página web de la Superintendencia de Bancos, se inspira en los reglamentos establecidos en el Comité de Basilea, ‘ente que establece en el mundo las políticas y sanas prácticas bancarias'. La legislación de 1998 ‘introduce un cambio en la filosofía de autorregulación que permitió el desarrollo del Centro Bancario Internacional durante las dos décadas anteriores, para adaptar el sistema a las nuevas realidades económicas'.

Una década después, en 2008, este último decreto se modifica para, según la Superintendencia, ‘cumplir con los nuevos estándares internacionales'. Los principales motivos que inspiraron la actualización de la Ley bancaria fueron la complejidad que han adquirido con los años las actividades bancarias, y la actualización de los ‘Principios Básicos de Basilea para una Supervisión Bancaria efectiva'.

EL SIGLO XXI

Para Luis H. Moreno Jr., el Centro Bancario y el Sistema Bancario están en un momento solido. Quizás no con las cifras impresionantes del pasado; sin embargo, la actividad muestra estabilidad y un crecimiento constante. El banquero acepta que ya no se puede hablar de un Centro Bancario Internacional, porque muchos bancos extranjeros han preferido irse a otros países que responden mejor a sus intereses. Esto, advierte quien presidiera la Asociación Bancaria de Panamá en dos ocasiones, no es sinónimo de fracaso, al contrario, dice Moreno Jr. que los bancos que han permanecido en el istmo se encuentran en su mejor momento.

El excomisionado principal de la Comisión Bancaria Nacional, resalta los grandes logros de un Sistema bancario tan joven, 111 años apenas, en comparación con los de haces países cuyos orígenes directos se remontan a varios siglos atrás. Para tan corta vida, el Sistema ha mostrado una gran madurez.

La Superintendencia de Bancos, en ese mismo tenor, señala en su web que ‘el desarrollo del Centro Bancario Internacional de Panamá se ha fortalecido y consolidado como una de las principales de la región latinoamericana', al punto que consideran en la Superintendencia que el Centro está ‘llamado a convertirse en el Centro Bancario Internacional de Latinoamérica y Hub Financiero para las Américas'.

==========

ALGUNAS FECHAS HISTÓRICAS DE LA BANCA EN PANAMÁ

El sistema bancario que conocemos hoy nace con la República.

13 DE JUNIO DE 1904

La Ley 74 establece el Banco Hipotecario y Prendario, antecesor del Banco Nacional. Iniciaría operaciones hasta el 12 de octubre de ese año.>intro Domingo< 17 de agosto de 1904

Inicia operaciones el First National City Bank of New York, donde se depositan los primeros pagos del tratado Hay-Bunau Varilla.

1 DE ABRIL DE 1955

Nace el Banco General, el primer banco privado de capital panameño.

1 DE FEBRERO DE 1962

Se funda la Asociación Bancaria Nacional.>intro Domingo< 2 de julio de 1970

Se expide el Decreto 238, que reforma el régimen bancario y crea la Comisión Bancaria Nacional.

1984

El First Chicago Bank abandona el Centro Bancario Internacional es el primer banco que cesa operaciones en el país.

12 DE MARZO DE 1988

Estados Unidos congela todos los fondos propiedad de Panamá en los Bancos de la Reserva Federal. >intro Domingo< 4 de marzo de 1988

Se suspende los servicios de los bancos con licencia general.>intro Domingo< 28 de marzo de 1988

Se aprueba el Acuerdo 8-88 que permite la reapertura de la banca, pero con una serie de restricciones.>intro Domingo< 9 de mayo de 1988

La banca reabre sus puertas, pero restringida. >intro Domingo< 1990

Nace la Dirección de Responsabilidad Patrimonial (DRP) como una Dirección de la Contraloría General de la República.>intro Domingo< 31 de marzo de 1995

Se crea la Comisión presidencial de alto nivel contra el lavado de dinero, producto del narcotráfico como consejo consultivo permanente. >intro Domingo< 26 de febrero de 1998

Se aprueba el Decreto Ley 9, que modifica el decreto de 1970. Desaparece la Comisión Bancaria Nacional y se crea la Superintenden- cia de Bancos de Panamá. >intro Domingo< 3 de octubre de 2000

Se crea la Unidad de Análisis Financiero, antigua ‘Comisión presidencial de alto nivel contra el lavado de dinero, producto del narcotráfico'.>intro Domingo< 2004

En las reformas cons- titucionales se introdujo en el artículo 281 intitulado Tribunal de Cuentas, la Jurisdicción de Cuentas de los agentes y empleados de manejo. >intro Domingo< 2008

La Ley 67 de 14 de noviembre de 2008 da origen al Tribunal de Cuentas que sustituye a la DRP. >intro Domingo< 5 de diciembre de 2014

La Unidad de Análisis Financiero se convierte en una entidad de seguridad del Estado con autonomía funcional y presupuestaria.

CIFRAS BANCARIAS

Algunos números de la insdustria financiera en Panamá

91 licencias bancarias otorgadas por la Superintendencias Bancaria están vigentes hasta marzo del 2015.

7.5% aporte del Centro Bancario Internacional al Producto Interno Bruto de Panamá. Es el sexto rubro que más aporta.

1970 Con la aprobación del Decreto 238 del 2 de julio de 1970 nace el Centro Bancario. En 2015 llegará a 45 años de existencia.

1998 Desaparece la Comisión Bancaria Nacional y surge la Superintendencia de Bancos de Panamá, nueva autoridad reguladora de la banca.