Temas Especiales

19 de Jan de 2021

Nacional

Mitradel lleva a arbitraje conflicto laboral en el ferrocarril

Esta decisión se fundamenta en la Ley 15 de 17 de febrero de 1998 que regula el Contrato Ley que otorga la concesión a dicha empresa

Mitradel lleva a arbitraje conflicto laboral en el ferrocarril 
Ferrocarril de Panamá.

Luego de la declaratoria de huelga por parte de un grupo de trabajadores no organizados de la empresa Panamá Canal Railway Company (Ferrocarril de Panamá) para el próximo lunes 18 de mayo a partir de las 7:00 a.m., las autoridades del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, actuando en estricto derecho y tal como lo establece el Código de Trabajo y la Constitución Política de la República de Panamá, ordenó este jueves 14 de mayo someter a Arbitraje dicho conflicto laboral, en vista de que no se ha logrado un acuerdo.

Esta decisión se fundamenta en la Ley 15 de 17 de febrero de 1998 que regula el Contrato Ley que otorga la concesión a dicha empresa y que fue suscrito entre la República de Panamá y la empresa Panamá Canal Railway Company.

Dicha ley señala: “El Estado expresamente reconoce que las operaciones ferroviarias en Panamá se consideran de utilidad pública y constituyen un servicio público. Los conflictos económicos o de interés que surjan como consecuencia de la relación laboral de las empresas operadoras de ferrocarriles con sus trabajadores se regirán por las disposiciones del Código de Trabajo, pero en cuanto al derecho a huelga de estos trabajadores, en atención a la naturaleza estratégica y de servicio público del trabajo ferroviario, dichas empresas podrán en cualquier momento solicitar al Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral que el conflicto se resuelva mediante arbitraje”

Con esta decisión el Estado panameño busca preservar y salvaguardar el servicio ininterrumpido y mantener la confianza de los usuarios del Sistema Multimodal del Transporte de Carga que opera en los Puertos de Panamá y Colón a través del ferrocarril, de que este servicio no será interrumpido en ningún momento.

Corresponderá a las partes designar a sus respectivos árbitros y posteriormente ponerse de acuerdo  sobre quién va a ser el tercer arbitro y se instale el Tribunal Arbitral.