Temas Especiales

07 de Apr de 2020

Nacional

Fiscalía investiga caso de falsificación de fármacos

Pesquisas internas del Ministerio de Salud (Minsa) dan cuenta de 50 marcas de fármacos ilegales en el país

Fiscalía investiga caso de falsificación de fármacos
La Fiscalía Especializada en Delitos contra la Propiedad Intelectual investiga el caso de fármacos.

Las ganancias por la venta de medicamentos falsificados son de miles de dólares.

En los últimos ocho meses, la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Propiedad Intelectual, bajo la dirección del fiscal Ricaurte González, investiga un caso cuya suma asciende a $178 mil.

Pesquisas internas del Ministerio de Salud (Minsa) dan cuenta de 50 marcas de fármacos ilegales en el país.

González menciona que Panamá no es un mercado atractivo para los grupos que trafican con medicamentos. Esto, comparado con el resto de las naciones centroamericanas.

Entre los puntos de entrada de estos productos están la frontera con Costa Rica. ‘Sabemos que hay otras estrategias para infiltrarlos al mercado nacional y en estas nos estamos enfocando', expresó, sin mencionar cuáles.

Análisis del Minsa y de las autoridades aduaneras revelan que los operadores logísticos son una pieza clave para el abastecimiento del mercado ilegal de medicinas en Panamá.

‘Existen medicamentos que entran al país reportados como terapias para extranjeros residentes en Panamá, pero luego terminan siendo comercializados', indicó Arelis Quintero, auditora de Farmacia y Drogas del Minsa.

Las leyes contemplan penalizaciones por doble día: por cometer delitos contra la propiedad intelectual, al comercializar productos falsos; y por delitos contra la salud pública, por poner a disposición del público sustancias peligrosas.

Al sumar ambas tipificaciones, puede alcanzar hasta 16 años de prisión.

En lo que va de 2015, la Fiscalía maneja un expediente sobre falsificación de medicamentos. Se trata de la venta al menudeo del comercialmente conocido como Cytotec, utilizado en ginecología para inducir el parto.

Este producto es únicamente utilizado por las farmacias hospitalarias. En las avenidas es comercializado para practicar abortos. Su costo en el mercado ilegal alcanza los $10 la unidad.

De acuerdo con el expediente del caso, al que tuvo acceso La Estrella de Panamá , el comerciante implicado está en el negocio desde inicios de este año.

El Ministerio Público no precisa sin en Panamá hay laboratorios clandestinos encargados de la fabricación de fármacos.

Sin embargo, los archivos del Minsa reportan que en 2006 se cerró un laboratorio dedicado a este oficio.

Salud detalla que los productos falsificados más vendidos son Sildenafil (Viagra), Cytotec y Mombos.