Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Nacional

Comunidad de Madugandí trabaja para levantarse de las cenizas

El siniestro que ocurrió el miércoles en la tarde, dejó sin hogar a más del 40% de la población que representan niños menores de 8 años.

Al rededor de 1000 personas quedaron sin vivienda tras el devastador incendio que consumió la comunidad de Aguas Claras en la Comarca de Madugandí, así lo reveló el censo de damnificados realizado por el Ministerio de Vivienda (Miviot).

El siniestro que ocurrió el miércoles en la tarde, dejó sin hogar a más del 40% de la población que representan niños menores de 8 años. El ministro de Vivienda, Mario Etchelecu, se apersonó al lugar para conocer de primera mano la triste situación que enfrentan estas personas.

El titular del Miviot, señaló que unas de las principales necesidades de la comunidad es el agua potable, ya que el acueducto rural se deterioró durante el fuego.

“Hoy deben llegar materiales de reconstrucción del acueducto rural y de las viviendas”, manifestó Etchelecu, agregó, que se llegó a un acuerdo con el Sayla y el Cacique para que la construcción de las nuevas casas sean de madera con techo de zinc, y no de penca de palma como es de costumbre en estas comunidades.

Aguas Claras, quedó reducida a cenizas, familias completa lo perdieron todo, quedando totalmente a la intemperie, sin embargo, trabajan en equipo para tener un nuevo inicio y reconstruir su comunidad.

“Ellos mismos ayer empezaron a limpiar las áreas para poder iniciar la construcción”, dijo el ministro quien espera que en un mes se vuelva a la normalidad.

La Cruz Roja está recibiendo donaciones de ropa, comida seca, leche en polvo, pañales, pampers, agua y otros enceres como parte de la ayuda humanitaria que se le está brindando a esta región indígena