Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Nacional

Pacientes de la CSS cuestionan descarte de medicamentos

En las últimas dos décadas, cerca de $3 millones en medicamentos han sido desechados por caducidad.

Pacientes de la CSS cuestionan descarte de medicamentos
Los medicamentos del último descarte fueron comprados entre 2010 y 2014.

Cada año, cerca de $80 millones invierte la Caja de Seguro Social (CSS) en la compra de medicamentos. Las adquisiciones son hechas públicas por sus autoridades y como si fuera un recital dicen que es para acabar con el ya eterno y plantado desabastecimiento de medicamentos en sus farmacias. Sin embargo, lo que ocurre sin mayor ruido son los descartes millonarios de medicamentos que pueden llegar a representar, al menos, el 1% de la inversión anual.

La CSS ha anunciado el descarte de medicamentos e insumos médicos que suman $1.7 millones. Esto, según informes oficiales, fueron comprados durante la administración de Guillermo Sáez Llorens entre los años 2010 y 2014.

Que ocurra este tipo de pérdidas no es nuevo para la institución de salud con mayor presupuesto del país. Actualmente, maneja en sus arcas unos $4,496 millones para compras, funcionamiento e inversiones.

En el año 2007, cuando al frente de la institución estaba René Luciani, se registró, el que fue hasta entonces, el descarte de medicamentos más caro para el país. Informes de la CSS indican que se trató de $1 millón, similar a lo que ahora ocurre.

Más allá, al lado izquierdo de la línea de tiempo, este tipo de pérdidas han sumado, en las últimas dos décadas, $3 millones, indicó un informe de auditoría presentado por la institución.

Mientras la historia se repite cada año, el desabastecimiento de medicamentos e insumos en la CSS para este 2015 es de un 10%, lo que representa que en la lista de 540 drogas que distribuye la institución escasean sesenta, lo que enciende las quejas de los pacientes.

INDIGNACIÓN

Ir a las farmacias de la CSS en busca de medicamentos significa hacer largas filas y perder horas de tiempo valioso, con la posibilidad siempre presente de que, finalmente, el medicamento solicitado no se encuentre en bodegas.

El presidente del Comité de Protección al Paciente y Familiares, Roger Barés, vive en carne propia, cada mes, esta historia, razón por la que le preocupa la pérdida anunciada, y le hace dudar de que la inversión de $57 millones en medicamentos que se ha anunciado termine igual que las anteriores.

‘Es difícil creer que se deseche tanto dinero mientras nosotros, los pacientes, no encontramos lo que necesitamos en las farmacias', sostuvo Barés en conversación con La Estrella de Panamá .

Las pasada administración de la CSS invirtió en el programa de Logística Hospitalaria LOGHOS unos $4 millones, que representan el 105% de la cantidad que actualmente se desecha.

El proyecto, que se puso en marcha en el año 2011, pretendía mantener el control de las compras y el abastecimiento de las farmacias e insumos de la institución y evitar que sucediera lo que ahora está sucediendo.

‘Ni antes ni ahora las autoridades están planificando las compras. No existe tampoco rotación de inventario. Si no se pone cuidado a lo que ocurre, luego de este descarte, el próximo año tendremos otro', vaticinó la vicepresidenta de la Federación de Paciente con Enfermedades Crónicas.

PROTOCOLO O IMPUNIDAD

Cada descarte debe estar acompañado, según el manual de procedimiento de la institución, de una auditoría , pero todos los informes elaborados y medicamentos descartados desde hace dos décadas, no se ha conocido el nombre de algún responsable o si hubo o no lesión patrimonial.

SITUACIÓN DE FARMACIAS

La directiva indagará hoy al director de la CSS por el descarte.

La CSS ha celebrado una licitación de medicamentos del cuadro básico por $57 millones y prepara otra para medicamentos biológicos.

En las bodegas de la CSS hay medicamentos por $1.7 para descartar.