Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Nacional

Controversia por el uso del agua en el área metropolitana

Los ciudadanos compiten con los barcos por el agua de la cuenca del Chagres

La crisis en el suministro de agua potable en los distritos de La Chorrera y Arraiján ha abierto un debate sobre la capacidad de la cuenca del río Chagres para cubrir, simultáneamente, las necesidades del consumo humano y las operaciones del Canal.

Tanto la población de la zona metropolitana como la vía acuática se suplen de la misma fuente de agua, pues la planta potabilizadora de Mendoza, administrada por la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), utiliza como fuente el lago Gatún, que también provee para la navegación de los buques.

El tema no es nuevo. En 2006, en medio de los debates por la ampliación del Canal, se analizó la disyuntiva por las prioridades en el uso del agua: el consumo humano y las operaciones de la vía acuática.

LA CRISIS

Según el exdirector del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan) Juan Antonio Ducruet, la causa principal de la crisis del agua que afecta a las zonas que rodean la cuenca del Chagres es el bajo nivel del lago Gatún, como consecuencia de la falta de lluvias por el fenómeno de El Niño. A ello, se suman los llenados de prueba realizados por la ACP con motivo de la próxima apertura del tercer juego de esclusas.

Ducruet reconoce que esta sequía ha sido una de las más severas de los últimos 80 años y ha incidido en los niveles del lago. Sin embargo, el exdirector del Idaan no niega que sería oportuno conocer cuán a menudo la ACP da mantenimiento a la planta de Mendoza, cuyo diseño no permite la acumulación de sedimento grueso en la toma de agua.

El pasado domingo, el Gobierno suspendió la producción de agua potable para permitir que culminara la limpieza que realizaba la ACP en la planta de Mendoza, cuyas parrillas de ingreso de agua a los ductos habían acumulado gran cantidad de maleza acuática, hojas secas, ramas y troncos.

DE VIEJA DATA

El biólogo Ariel Rodríguez pone en duda que los bajos niveles del lago se deban, exclusivamente, al fenómeno climático.

Según Rodríguez, el país no atraviesa lo que se conoce como ‘estrés hídrico', pues, aunque pocos, sí han caído algunos aguaceros.

Rodríguez sugiere que hay algo más, y es que los directivos de la ACP no calcularon adecuadamente el crecimiento poblacional del área metropolitana, lo que ha generado una demanda mayor sobre el agua de la cuenca.

Aunque, a su juicio, el diseño del tercer juego de esclusas permitirá la reutilización del 70% del agua, el 30% que no se reciclará duplica el desperdicio que producen las actuales esclusas, que requieren unos 52 millones de galones de agua para cada esclusaje.

En el año 2014, según datos del Idaan, la demanda de agua potable en todo el país fue de alrededor de 519 millones de galones por día.

A esto se le suma, continúa el biólogo, la fuga de casi el 50% de la producción de agua potable del Idaan.

Esta entidad ha reconocido que la pérdida se da por motivos físicos (averísa y roturas) y uso comercial.

El científico Stanley Heckadon sostiene, a su vez, que no es la primera vez que la ACP sufre una crisis de agua.

La primera, recuerda, se registró en 1921. En esa época, se planteó la necesidad de construir otro embalse y así surgió la represa de Maden y el lago Alajuela, donde está ubicada la toma de agua de la planta potabilizadora más grande del Idaan, la de Chilibre. Fue precisamente esta planta la que ayer presentó un problema que comprometió el servicio de agua potable en las áreas del distrito capital y San Miguelito.

Heckadon respalda la premisa de Rodríguez sobre el error de cálculo ante el crecimiento de la población.

Después del referéndum hubo una explosión en el crecimiento urbano de la ciudad capital, que, al sumarse al aumento del tráfico de buques por la vía interoceánica, incrementó la demanda de agua.

La pregunta es si podremos garantizar el servicio de agua potable en el futuro, cuestiona Heckadon.

El problema se agrava con la deforestación de los sectores oeste y norte de la cuenca del Canal.

Además, no ha habido una política de conservación de la cuenca, con la excepción de la creación de las áreas protegidas, recalcó.

==========

CONSEJO DE GABINETE

Panamá Oeste, zona de emergencia

El Consejo de Gabinete declaró zona de emergencia las áreas afectadas por las crisis de agua en Panamá Oeste. La medida implica que se exceptúa del procedimiento de Compras del Estado hasta por $300 mil a las entidades que intervinieron en la situación de crisis generada como consecuencia de la obstrucción en la toma de agua de la Planta Potabilizadora de Mendoza, informó la Presidencia en un comunicado de prensa.

‘El mecanismo de contratación excepcional permite hacer frente a las responsabilidades y compromisos surgidos durante momentos de crisis, especialmente ante compras de emergencia de productos como agua embotellada', agrega el documento.

Las clases en La Chorrera y Arraiján fueron irregulares, a pesar de que el Ministerio de Educación ordenó el reinicio de las actividades académicas, a partir del mediodía de ayer.

La mayoría de los estudiantes se ausentaron y algunos colegios, como el Pedro Pablo Sánchez, el más gran de La Chorrera, hasta ayer, aún no contaba con el servicio de agua potable.

En las escuelas Tomás Martín Feuillet y José María Barranco, a pesar de que se había restablecido el servicio, la asistencia de los estudiantes fue dispar.

Miguel Ángel Victoria

==========

EFECTOS DE BAJO NIVEL

La actual sequía provoca desabastecimiento y restricciones

AGOSTO 2014

La ACP limitó el calado de los barcos que transitan por el Canal por los bajos niveles del lago Gatún. Similar medida se ha tomado en otros años de poca lluvia.

NOVIEMBRE 2011

La planta potabilizadora de Chilibre se quedó sin capacidad para tratar el agua, a consecuencia de la concentración de sedimento en la toma de agua.