24 de Feb de 2020

Nacional

La UP baja la guardia: “le toca al Gobierno buscar la finca”

Los estudiantes de Ciencias Agropecuarias no tienen terreno para hacer sus prácticas desde el 2012.

Las autoridades de la Universidad de Panamá (UP) han colgado los guantes: la búsqueda de una finca adecuada para las prácticas de campo de los estudiantes de la Facultad de Ciencias Agropecuarias corresponde ahora al Gobierno central. Ellos no participarán en este proceso.

La decisión fue transmitida por Rodrigo Cambra, profesor y vicedecano de Ciencias Agropecuarias, quien durante un año se mantuvo al frente de la comisión universitaria que se encargó de buscar un terreno para el anhelado Centro de Enseñanza e Investigaciones de Panamá Este (Ceiape).

El desánimo de Cambra y de otros profesores de esta facultad surge luego de que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y la Contraloría General de la República frustraran la compra de la finca elegida como la mejor opción por la Facultad.

Se trata de una finca, ubicada en Chepo, propiedad de la familia Ferrabone, cuyo precio de venta es de $5 millones.

La compra se frustró cuando la Contraloría decidió hacer un segundo avalúo de la propiedad, que redujo la valorización de $9.8 millones, que le había sido asignada en marzo de este año, a solo $4.6 millones.

De acuerco con la Ley de Contratación Pública, el valor de la propiedad no puede estar por debajo del precio de compra.

"Esto nos ha puesto de nuevo en cero. Pero, ¿debemos buscar la finca nosotros?", preguntó Cambra.

"No. Es el Gobierno el que debe asumir la responsabilidad y abocarse a la inmediata solución de este problema. El mismo presidente, cuando anunció que donaría un millón de dólares para la Facultad de Medicina, dijo que el tema de Ciencias Agropecuarias se resolvería pronto", dijo Cambra.

A su juicio, le corresponde al "Gobierno" conseguir la finca de características muy especiales: deberá estar ubicada en Chepo, a la orilla de la vía Interamericana, tener entre 250 y 300 hectáreas, 70% mecanizable y 30% ondulada, con suelos de características químicas y físicas similares a los de la finca previamente seleccionada, con servicios básicos de electricidad y agua potable.

EL TERRENO

El problema de la granja universitaria surgió en el año 2012, cuando la universidad vendió la finca que tenía en Tocumen, donde los estudiantes habían realizado sus prácticas durante varios años.

El proceso de compra de una nueva finca debía realizarse de forma acelerada: los estudiantes exigían el terreno para realizar sus prácticas de campo.

En diciembre del año pasado, la comisión institucional designada por la universidad recomendó adquirir la finca de los Ferrabone.

El 22 de junio, directivos de la Facultad de Ciencias Agropecuarias, apoyados por grupos estudiantiles, exigieron al Órgano Ejecutivo que aprobara la compra directa de ese terreno escogido, que sería utilizada por unos 400 estudiantes. Al día siguiente realizaron una marcha pacífica de la sede de la facultad hasta la Presidencia en Catedral.

El 25 de junio, una comisión designada por el Gobierno emitió un informe favorable a la compra de las tierras. Pero, este voto de confianza no fue compartido por la Secretaría de Metas.

Esto llevó a los estudiantes a protestar nuevamente.

Los cierres de la Transístmica comenzaron: el 18 de agosto fue el primero, con enfrentamientos con los antimotines. El otro se efectuó el 25 de agosto y su violencia provocó el cierre de la universidad por tres días.

La protesta más pintoresca se efectuó el 20 de agosto, cuando una manifestación encabezada por Luis Quintero y Luis Aldeano, líderes estudiantiles, llegó a cerrar la vía Transístmica llevando puercos, gallinas, patos, caballos y cabras, además de jaulas, pacas y plantas de granja.

Posteriormente, las autoridades de la UP aplicaron otras presiones: organizaron una cadena humana el 8 de septiembre al mediodía en el campus central y otra en el domo este jueves.

¿QUÉ PASARÁ?

El vicedecano Cambra consideró que 2015 es un año perdido. La finca de los Ferrabone solo se podrá adquirir si estos acceden a bajar el precio por debajo de los nuevos avalúos.

Cambra desconoce si los dueños de las otras dos fincas seleccionadas querrán vender o mantener los precios propuestos. Pero, como quiera, estos no fueron escogidas porque sus propiedades tenían algún tipo de desventaja en cuanto a ubicación, precio o característica.

==========

PROTESTA Y VENTA

La UP por década tuvo una finca en Tocumen

  • Los estudiantes realizaron las primeras protestas en el 2010, cuando se habló de la intención de vender la finca.
  • El rector Gustavo García de Paredes vendió los terrenos a Tocumen S.A en el 2012.
  • Tres años después, aún no tienen un terreno para realizar las prácticas.