Temas Especiales

06 de Feb de 2023

Nacional

Bolinaga: “No es verdad que podemos intervenir el mercado”

El gerente de AES rechaza que, tras ganar la última licitación de Etesa para suministrar 350 megavatios de energía desde el 2018, la empresa tenga una posición dominante

Ni improvisada ni mucho menos ‘temeraria' o sin sustento, como algunos han acusado. Miguel Bolinaga, gerente de AES, visitó La Estrella de Panamá para explicar en qué consiste el proyecto de Gas Natural del Atlántico (sociedad entre la empresa estadounidense y el Grupo Motta) con el cual se acaban de ganar una licitación para suministrar 350 megavatios de energía a partir del 2018.

Aunque Gas Natural del Atlántico fue inscrita en el Registro Público apenas a principio de este año y obtuvo su licencia temporal a una semana de que se entregaran las propuestas, comenta Bolinaga que desde hacía más de dos años AES preparaba el proyecto de una planta de gas natural combinado.

‘Hubo más de 150 personas involucradas en la elaboración del proyecto, entre miembros de la corporación como de nuestros socios y nosotros mismos , para llegar a un precio que fuera altamente competitivo', destaca el gerente de AES.

Sobre el precio de la energía, el cual ha sido criticado por algunos de los otros participantes de la licitación, porque —aseguran— no logra cubrir los costos y solo buscaba desplazar al resto de los proponentes para que AES pudiera tener control del mercado energético panameño, Bolinaga fue tajante y aclaró que estos señalamientos son falsos.

‘El gas natural traerá un precio más bajo en el mercado. El precio que pusimos está marcando un hito para el resto de las próximas licitaciones y el resto de las empresas que están aquí', asegura el gerente de AES, quien añade: ‘Si hubiésemos querido, pudimos haber puesto el precio de la energía en $0 y tirar los riesgos a la potencia, porque la licitación lo permite. Nosotros presentamos un precio de $0.0258 la energía y $38 la potencia '.

Al ser consultado al respecto, Iván Barría Mock, gerente de la Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa), que emitió la licitación que se ganó Gas Natural del Atlántico, comentaba que no había nada de desleal ni fraudulento en la oferta de la filial de AES.

‘No hay dumping , ese no es el caso. Si ves, el precio [de la potencia] es de $38 [el kilovatio], que es alto. Su estrategia es poner todos sus gastos en el pago de la capacidad, que es fijo... La potencia es la mayoría del pago', explicaba Barría Mock a este diario el pasado 15 de septiembre.

Gas Natural del Atlántico recibirá pagos fijos de $160 millones por la potencia, según dijo Barría Mock.

‘No te ganas nada en la energía, porque ya estás ganando [con la potencia]. Ahí cubres tu costo de inversión. Es una manera muy financiera de armar un proyecto, se nota que lo armaron financieros, no ingenieros', opinaba el gerente de Etesa en aquella ocasión.

POSICIÓN DOMINANTE

‘AES en Panamá quiere adueñarse del sector energético. Ya tienen posición dominante y quieren pasar del 25 al 60%. Además, le están apostando a una siguiente licitación que saldrá en cuatro meses por otros 350 megavatios. Quedarían con 700 megavatios en proyectos nuevos. Tendrían casi el 80% del sector panameño. Eso es tener posición dominante y manipularían el mercado' aseguró, en una publicación del pasado lunes, Jorge Castellanos, gerente de IPPCO —una de las 27 empresas que participó en la licitación que se ganó Gas Natural del Atlántico—.

Bolinaga asegura que es imposible que AES logre tener un monopolio en Panamá: ‘No hay forma de que lleguemos al 90% [del control del mercado], ni siquiera al 40%, aunque la ley lo permite. No es verdad que podremos intervenir en el mercado'.

El gerente de AES explica que la legislación prohíbe que una sola empresa tenga más del 25% de las concesiones de hidroeléctricas del país. AES tiene el 24%, actualmente.

La planta de gas natural combinado que construirá Gas Natural del Atlántico no impacta esta cifra, aclara Bolinaga, porque no es una concesión, sino una licencia, ya que se trata de una planta termoeléctrica.

No hay forma de que AES pueda manipular el mercado y abusar de una posible posición dominante porque, indica Miguel Bolinaga, el sector energético está altamente regulado por la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (Asep).

Al respecto ya Etesa se había manifestado. Iván Barría Mock comentaba que ‘el límite de 25% solo aplica a concesiones de hidroeléctrica o geotérmicas. En este caso es una planta térmica, no es concesión. La ley que regula esto tiene más de veinte años. No estoy diciendo que sea lo correcto, pero es lo que es. Hasta que nadie la cambie, eso es lo que reina. Nunca se pensó que habría esta diferencia', explicaba el funcionario.

TIEMPO DE TRABAJO

‘Para construir una planta, se necesita que estén aprobados la licencia ambiental [Estudio de Impacto Ambiental] y la de construcción [permiso de construcción], los estudios de conexión y que la comunidad también lo apruebe... Los permisos ambientales y para la interconexión demoran, por más rápido que sea, un año. Esos son 12 meses de los 30, lo cual deja 18 para construir la planta', aseguraba Jorge Castellanos a este diario.

Según el gerente de IPPCO, no hay forma de que Gas Natural del Atlántico tenga lista la planta para el 2018, como estipula la licitación.

Bolinaga, de AES, indica que, según el cronograma que ya se han planteado, la planta de gas natural combinado estaría lista en 24 meses una vez que se obtenga la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental, la interconexión y la compatibilidad que debe aprobar la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

Estos trámites, comenta el gerente de AES, estarán listos para abril del 2016. ‘A partir de la adjudicación del contrato, tenemos 30 días para hablar con las distribuidoras, a partir de ahí empiezan a correr los 30 meses'.

Bolinaga comenta que, contrario a lo que dice Castellanos, ellos jamás han considerado una opción excederse en los tiempos estipulados en la licitación, pues la penalización sería de $100 millones por cada mes de retraso.

El gerente de AES asegura que no es inusual que una empresa presente una propuesta para un proyecto como este sin el estudio de impacto ambiental aprobado. Según Bolinaga, de las 27 empresas proponentes en el acto público que se ganó Gas Natural del Atlántico, solo dos tenía el estudio aprobado.

‘Son riesgos que uno corre como empresa —comenta Bolinaga sobre firmar un contrato a 30 meses sin el estudio de impacto ambiental aprobado—... Te ganas la licitación y empiezas a construir; mientras, continúas con el Estudio'. Explica el gerente que AES se está corriendo este ‘riesgo' porque ‘no hay razón para que reclamen el estudio de impacto ambiental'.

Sobre la aprobación de la compatibilidad que se requiere de la ACP, Bolinaga dice que no hay temor de una negación, ya que la Autoridad ‘ve con buenos ojos' la edificación de una planta de gas natural combinado, ya que desde hace un tiempo el Canal ha expresado su interés en este tipo de energía. Inclusive, comentó el gerente de AES que, de manera extraoficial, la ACP les ha planteado la posibilidad de que se construya un gasoducto que recorra del Pacífico al Caribe a través de sus tierras.

La planta de gas natural combinado de AES estará ubicada en la isla Telfers, en Colón. Aun cuando el proyecto no ha empezado a andar, explica Bolinaga que ya se firmó un contrato con Panama Ports Company para que la compañía portuaria les subarriende un espacio que tienen disponible en este sector.

Comenta el gerente de AES que la selección de este espacio se hizo luego de consultar si Panama Ports Company, quien tiene una concesión hasta el 2025, podía subarrendar los terrenos en donde operará la estación de Gas Natural del Atlántico.

Bolinaga asegura que ellos confían que la concesión de Panama Ports sea renovada y la filial de Hutchinson Port Holdings se mantenga ocupando esos puertos, por lo menos, durante 20 años más, por lo que para AES no es una posibilidad que, en el futuro, tengan que desalojar las tierras que ocupará la planta de gas natural combinado.

erick marciscano | la estrella de panamá‘El gas natural traerá un precio más bajo en el mercado. El precio que pusimos está marcando un hito para el resto de las próximas licitaciones y el resto de las empresasMIGUEL BOLINAGAGERENTE DE AES PANAMÁ

ACCIONISTAS

Quiénes conforman Gas Natural del Atlántico

Gas Natural del Atlántico es una sociedad entre AES y el Grupo Motta.

Miguel Bolinaga, gerente de AES, indica que la compañía estadounidense y el Grupo Motta desde hacía mucho venían analizando el mercado para ver qué emprendimiento podían realizar en conjunto.

‘AES Corporation tiene como estrategia a nivel global la firma de alianzas con grupos locales que compartan nuestros valores y prácticas éticas, como lo ha realizado en países como Filipinas, Estados Unidos de Norteamérica, México y recientemente en República Dominicana; y a su vez que aporten capital más económico para la construcción de nuevos proyectos', explica el gerente de AES.

Explica Bolinaga que el consorcio panameño posee el 25% de Gas Natural del Atlántico y AES el 75% restante aunque, añade el gerente, es muy posible que AES incluya a un tercer socio o venda acciones para controlar solo el 50% de la sociedad anónima.

==========

GAS NATURAL DEL ATLÁNTICO

La compañía se ganó la última licitación de Etesa por 350 megavatios.

  • 381 megavatios de capacidad tendrá la planta de gas natural combinado que planea construir.
  • 24 meses se necesitarán para construir la planta de gas natural combinado una vez se tengan todos los permisos, asegura AES.
  • 25%
  • de Gas Natural del Atlántico pertenece al Grupo Motta. El 75% restante es propiedad de AES, aunque no se descarta sumar un tercer socio o vender acciones.
  • 150 personas estuvieron involucradas en la elaboración de la propuesta que presentó Gas Natural del Atlántico a Etesa. El proceso tomó dos años.