24 de Feb de 2020

Nacional

Vendedores obstaculizaron la movilización

En tiempos de ‘éxodo' hacia el interior, los comerciantes informales ralentizan aun más el tráfico

Los vendedores ambulantes apostados a lo largo de la vías que van hacia el interior del país, especialmente durante los días de asueto, aumentan el congestionamiento vehicular.

Durante la movilización de fiestas patrias, los viajeros quedaron atrapados en el pesado tráfico, que no solo se debía a la gran cantidad de automóviles que se dirigían al interior de la República sino también a la presencia de vendedores ambulantes.

El pesado tráfico se extendía desde la ciudad de Panamá hasta la antigua garita de peaje de la Autopista Arraiján - Chorrera, donde se agudizaba debido a un ‘embudo' formado al salir de la vía rápida por la presencia de los vendedores ambulantes.

El lugar donde más acostumbran a colocarse estos es la comunidad Altos de San Francisco, en La Chorrera, donde ofrecen botellas de agua, sodas, carnes en palito, churros, chorizos y bebidas energizantes.

Uno de los trabajadores informales, apostado en la vía, aseguró a La Estrella de Panamá que sus colegas se colocan allí para ‘hacer algo de dinero' aprovechando la lentitud del tráfico provocado por la gran cantidad de panameños que se dirigen a las playas, ríos y fincas.

Orlando Samaniego, uno de los 36 mil conductores que utilizaron la vía rápida por los días de asueto, molesto por el ‘tedioso tranque', se quejó de que los vendedores atrasan más el tráfico.

Samaniego recomendó que, para evitar la presencia de los vendedores ambulantes y el lento tráfico vehicular, ‘las alcaldías o la Policía de Tránsito impidan las actividades de venta en la vías'.

El tranque se dio a pesar de que la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) llevó a cabo el Operativo de Fiestas Patrias desde el 30 de octubre, que culminará el próximo 29 de noviembre.

El Director Nacional de Transporte Terrestre, José Felix Barrios, informó que 249 inspectores fueron destinados en todo el país a vigilar la seguridad de las calles. De estos, 149 se concentraron en la ciudad capital y áreas aledañas a la provincia de Panamá Oeste.

Cien inspectores estuvieron apostados a los largo de la carretera Interamericana en las áreas de mayor concentración de personas, donde se celebran las efemérides patrias.

La unidades contaron con radares y ‘alcohocensor'. Unas 778 unidades, se encargan de los cierres y desvíos.

==========

‘Las alcaldías o la Policía de Tránsito, deben impedir que se realicen ventas en las vías públicas, porque esto perjudica la circulación de los vehículos',

ORLANDO SAMANIEGO

CONDUCTOR