Temas Especiales

06 de Mar de 2021

Nacional

Extranjeros miran hacia los campos de Panamá

Los migrantes que están llegando al país están involucrándose a actividades propias del interior como agricultura y ganadería

Extranjeros miran hacia los campos de Panamá
El pasado gobierno abrió las ferias migratorias para legalizar extranjeros en 2010.

Los extranjeros que esllegan a Panamá para mejorar su modo su vida están alzando la mirada hacia los campos. Ahora los trabajos del agro, propios de la campiña, son parte de las actividades atractivas para trabajores migrantes.

La Asociación de Residentes Naturalizados de Panamá (Arena) detalló que hay extranjeros trabajando en las zonas rurales y mencionó el distrito de La Chorrera, en la provincia de Panamá Oeste, la olvidada Darién e incluso, provincia de Chiriquí.

El fenómeno está abarcando labores de sembradío, agricultura en general y ganadería.

Aunque no hay cifras exactas ni se ha hecho una medición para determinar la cantidad de personas, Rafael Rodríguez, presidente de Arena, dice que las personas están participando en calidad de colaboradores o ayudantes.

La situación se estaría produciendo por la migración interna de panameños de los campos hacia la ciudad capital, en busca mejores oportunidades de empleo o estudio. ‘Aparentemente están dejando el campo abandonado', puntualizó Rodríguez.

Los nuevos ayudantes de agricultores y ganaderos, en su mayoría, son centroamericanos de El Salvador, Nicaragua, Honduras, y de Ecuador, en el sur.

Adicional, se han dado reportes de casos de vigilantes de casas privadas en las áreas exclusivas de Coronado, en San Carlos, Panamá Oeste, dijo.

LA PETICIÓN

En vista de la incursión de los migrantes ya no solo a las áreas urbanas, Rafael Rodríguez, presidente de la agrupación de naturalizados, pidió que a los patronos cumplir con el pago de las prestaciones laborales y en materia de seguridad social, para que no desmejoren su condición de salud.

El temor del dirigente de origen dominicano, nacionalizado panameño, es que se produzcan casos de explotación laboral y malos pagos, por la distancia del centro urbano. ‘Los patrones deben cumplir con las prestaciones laborales', reiteró el dirigente de los extranjeros.

SE GANAN AL PUEBLO

Para Luciano Yanes, miembro de la Comisión de Derecho Migratorio del Colegio Nacional de Abogados, el fenómeno de la migración laboral a los campos, se produce, porque son oficios desarrollados por los extranjeros en sus países de origen.

En consecuencia, al llegar a las zonas de cultivos y ganadería encuentran las mismas comodidades que disfrutaban en sus naciones.

El abogado mencionó casos en las áreas costeras de la provincia de Colón, donde llegan migrantes de origen caribeño o habitantes de zonas rurales, para dedicarse a la siembra de palma de coco y la ganadería.

Dos factores que ayudan, agregó Yanes, son que la poca comunicación de las áreas incursionadas y la compenetración de las personas con el pueblo que los acoge y hasta entablan amistades con los maestros y agentes policiales de la comunidad.

‘Como son personas de buenas costumbres se quedan allí residiendo. En su país se dedicaban a la misma actividad, por lo que no les resulta difícil adaptarse', dijo.

El Gobierno aprobó una nueva feria migratoria con citas programadas en la sede de Migración para legalizar indocumentados, pero no ha anunciado la fecha de inicio.

==========

HECHOS

El origen de las ferias migratorias

El Gobierno del presidente Ricardo Martinelli inició en 2010 las ferias migratorias llamadas ‘Crisol de Razas', para legalizar indocumentados con más de un año de estadía vencida. Los procesos se realizaron en Atlapa, la Arena Roberto Durán, entre otros puntos del país. Durante el pasado periodo se desarrollaron 14 ferias, que beneficiaron a 48 mil ilegales.

El Gobierno del presidente Juan Carlos Varela realizó su primera feria del 2 al 12 de octubre de 2014 en la Arena Roberto Durán, que benefició a 12,260 extranjeros. Esos 15 programas migratorios lograron beneficiar a un total de 60 mil 896 indocumentados entre julio de 2010 a octubre de 2014.

Posteriormente Varela mediante el Decreto Ejecutivo 169 de mayo de 2015 aprobó una nueva feria solo para renovar los carnés de migrantes beneficiados con las quince ferias. El 8 de junio de 2015 comenzó el proceso en la sede de Migración.