Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Nacional

Embajador nicaragüense desaloja residencia

La Cancillería de Panamá confirmó la salida del diplomático nicaragüense de la vivienda propiedad de la abogada Sandra Cerrud.

El embajador de Nicaragua en Panamá, Antenor Ferrey, dejó la residencia donde residía en Costa del Este, la mañana de ayer viernes, tras protagonizar la tarde del 19 de julio una agresión física y verbal contra la propietaria, una abogada panameña. La información fue confirmada por la Cancillería de la República.

La abogada Sandra Cerrud denunció que el diplomático la golpeó y la agredió verbalmente cuando decidió cortarle los servicios básicos de agua y luz porque no pagaba arrendamiento desde hace más de seis años y adeudaba cerca de $250 mil.

La abogada acudió a medicina legal para que se le practicase un exámen que determinó lesiones personales. A su salida de la medicatura forense llevaba cuello ortopédico, porque al parecer esa fue la zona del cuerpo la más golpeada. Cerrud aseguró que prepara acciones penales contra el diplomático por agresión física.

Ferrey fue llamado por la Cancillería que le ordenó el desalojo de la residencia en 24 horas, considerando que no tenía título de propiedad ni de arrendamiento. La salida debió haber sido efectiva la tarde del jueves, pero no se registro hasta el viernes en horas de la mañana.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá comunicó a Nicaragua sobre el incidente. Las autoridades nicaragüenses no se han pronunciado sobre el caso. Pero, las reacciones han llegado de otros sectores.

El excanciller nicaragüense Francisco Aguirre Sacasa sugirió suspender temporalmente al embajador de Nicaragua en Panamá.

Según recogió la Agencia de Noticias EFE, Aguirre, canciller durante el Gobierno del expresidente Arnoldo Alemán (1997-2002), considera que es un incidente dañino para las relaciones entre los dos países.

En 2008, Ferrer fue designado administrador judicial de la vivienda que pertenecía al expresidente de Nicaragua Arnoldo Alemán, que estaba siendo procesado por fraude contra el Estado.

Al expresidente se le acusaba de haber sustraído al menos $35 millones de las arcas estatales nicaragüenses y se especulaba que los fondos habían sido transferidos a bancos panameños.

Con apoyo de las autoridades panameños, Nicaragua consiguió que se le concediera la administración judicial de la casa del expresidente.

Pero, en 2009 la Corte nicaragüense sobreseyó a Alemán del caso y su propiedad fue liberada.

Al resolverse el tema judicial el inmueble en Costa del Este quedó a nombre de dos abogados (una de ellas es la agredida).

Ferrey, sin embargo, nunca desalojó la residencia, a pesar de existir órdenes de las autoridades para hacerlo.

‘Es un ruido innecesario", valoró el excanciller, para quien Nicaragua se debe adelantar a cualquier decisión que adopte el Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá.

La Cancillería panameña, al conocerse los primeros incidentes, llegó a señalar previamente que evaluaba la expulsión del diplomático.

Ferrey, de 72 años, es un exguerrillero sandinista, mayor retirado de Ejército, y administrador de empresas.

Fue designado embajador de Nicaragua en Panamá por el presidente del país, Daniel Ortega, en abril de 2007.

Entre 1988 y 1990, durante el primer régimen sandinista, también se desempeñó como embajador de Nicaragua en Panamá.