Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Nacional

La niña de 10 años, el presente y el futuro

En Panamá, según un informe del Minsa, 7 mil 567 niñas y jóvenes, entre 10 y 19 años salieron embarazadas entre enero y octubre de este año

La niña de 10 años, el presente y el futuro
La falta de información en materia de educación sexual incrementa el embarazo en niñas y adolescentes; consolidando el círculo de pobreza.

En 15 años, la niña que hoy tiene 10 años, tendrá 25 y será el resultado del cumplimiento o no, de la nueva Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y sus correspondientes 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

‘¿Se le seguirá dejando al margen o estará disfrutando de sus derechos humanos explorando los numerosos caminos que se abren ante ella?', esta es la pregunta que plantea el último informe del Fondo de la Población de las Naciones Unidas, ‘Estado de la Población Mundial 2016'.

Las niñas preadolescentes deben ser motivo de preocupación y planificación social para todos los países, señala en el informe el doctor Babatunde Osotimehin, secretario general adjunto de las Naciones Unidas y director ejecutivo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA). Para este, la trayectoria vital de una niña de 10 años será el verdadero criterio para medir del éxito o fracaso de la Agenda 2030.

NIÑAS Y ADOLESCENTES

Informe preliminar del Minsa 2016

La provincia de Panamá cuenta con la mayor cifra de embarazos: 3,152, le sigue Chiriquí con 1,122 y Bocas del Toro con: 704.

En las áreas de Panamá Este hay 330 embarazadas, en Panamá Oeste 902 y en Panamá Metro: 530 niñas.

Una camino que parece truncada para Panamá, país en el que, según el último informe preliminar del Ministerio de Salud (Minsa), más de 7 mil 567 niñas y adolescentes tuvieron un bebé entre enero y octubre.

La cifra se refiere exclusivamente a niñas de entre 10 y 19 años asistidas en el proceso de embarazo por el Ministerio de Salud (Minsa) y excluye los embarazos de niñas y jóvenes que buscaron atención médica en la Caja de Seguro Social (CSS) y en las clínicas privadas del país.

Pese a la preocupación que existe en el país entorno al constante aumento de los embarazos adolescentes, aún no existen políticas públicas precisas y a largo plazo para encarar este problema. Será apenas en enero del 2017 que se reactive el debate sobre el Proyecto de Ley N°61 para que se adopten políticas públicas de educación integral, atención y promoción de la salud.

Se precisa información, puntualiza Leonor Calderón, exministra del Ministerio de Desarrollo Social de Panamá, quien advierte que una preadolescente o adolescente bien informada en materia de educación sexual es una inversión de enorme retorno para el Estado, porque podrá construir un proyecto de vida y tomar decisiones acertadas para su futuro.

PERSPECTIVA INTERNACIONAL

Según cifras de la ONU, la población mundial de jóvenes de 10 años de edad alcanza actualmente los 125 millones, lo que corresponde al grupo más numeroso de esta edad en la historia de la humanidad. De ese total, más de 60 millones son niñas, y 65 millones, niños.

A este respecto, las niñas de 10 años de hoy son el punto de partida del cumplimiento de la Agenda 2030, dado que ellas componen uno de los grupos de población que corre mayor riesgo de quedarse atrás, según la División de Población del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas, de 2015.

Y es que si no se presta atención a este segmento social, la elevada probabilidad de que sus hijos hereden estas desventajas supondrá un lastre adicional para las esperanzas de cambio.

Los países no podrán poner fin a la pobreza, conforme al Objetivo de Desarrollo Sostenible, si, en lugar de asistir a la escuela y educarse, las niñas se dedican a transportar agua a grandes distancias para satisfacer las necesidades de su hogar, o a atender a un bebé.

De Panamá continuar en esta senda, garantiza el círculo de pobreza y vulnerabilidad de las niñas panameñas de hoy y de sus hijos.