Temas Especiales

22 de Apr de 2021

Nacional

‘El Estado no puede empujar la venta de los diarios', dice CNA

El vicepresidente del CNA cuestiona el rol del Gobierno y advierte que vender los periódicos no es una salida viable ya que ante las presiones podría ser considerada una venta nula

‘El Estado no puede empujar la venta de los diarios', dice CNA
La licencia otorgada unilateralmente por Estados Unidos a los diarios ‘El Siglo' y ‘La Estrella de Panamá' se vence a la media noche del 5 de enero del 2017.

La campaña de sensibilización iniciada esta semana ante el peligro de cierre que se cierne sobre los diarios La Estrella de Panamá y El Siglo ha generado preocupación en amplios sectores de la población del país.

Al respecto, el vicepresidente del Colegio Nacional de Abogados (CNA), Juan Carlos Araúz, hizo un análisis jurídico del caso sobre el que, considera, ‘el gobierno panameño antes de promover o impulsar la venta de los bienes de los particulares debe realizar el acompañamiento necesario para impedir la vulneración de derechos humanos básicos, como lo es la igualdad ante la ley, el estado de inocencia y el debido proceso'.

En su valoración, el jurista advierte que las presiones para que el accionista principal se separe de su propiedad y favorezca así el funcionamiento sin obstáculos de los diarios, es en sí misma una ‘anormalidad'

‘Hay que reflexionar si la decisión del accionista sería una decisión libre o se le está imponiendo por parte de las circunstancia de anormalidad', cuestiona.

Araúz agrega que el Código Civil panameño garantiza que los contratos que se celebren en condiciones de anormalidad ‘son nulos'.

‘Yo, como abogado nunca podría recomendar a un cliente que compre algo en condiciones de anormalidad, como es este caso, porque se vería expuesto a que el acto comercial sea declarado nulo', afirmó Araúz.

Los señalamientos surgen tras las palabras del presidente de la República, Juan Carlos Varela, quien la semana pasada, durante la inauguración de la 17° Cumbre Internacional contra la Corrupción, celebrada en Panamá, resaltó el modelo aplicado en el grupo Felix B. Maduro (también sometido a las sanciones de la ‘Lista Clinton'), que ‘encontró una solución a través de la venta'.

La postura de Varela fue más tarde reforzada por el embajador de Estados Unidos en Panamá, John Feeley, quien coincidió en que para que eliminar las sanciones que afectan a los rotativos, el propietario debe vender.

‘PEDIMOS EL RESPALDO DE TODAS LAS ORGANIZACIONES NACIONALES, Y QUE SE SUME EL ESTADO, A PESAR DE QUE, A LA FECHA, SOLO SE HA COMPORTADO DOBLANDO LA CERVIZ, GENUFLEXO, SIN NINGÚN SENTIDO DE PATRIA',

FILEMÓN MEDINA

SINDICATO DE PERIODISTAS DE PANAMÁ

Milton Hnenríquez, ministro de Gobierno, del que depende la Dirección para la libertad de Expresión, considera, por su parte , que ‘estas empresas (los diarios) son privadas y, por lo tanto, sus dueños tienen que tomar una decisión para salvaguardar los empleos de los que allí trabajan, y no el Gobierno'.

Henríquez reconoció que tiene la esperanza de que pueda haber una continuidad para estos medios, aún más por el significado que tienen para las libertades individuales y por su acervo cultural.

El diario La Estrella de Panamá intentó comunicarse por vía celular con los ministros de Comercio, Augusto Arosemena; de Trabajo, Luis Ernesto Carles; y de Economía y Finanzas, Dulcidio de La Guardia, quienes forman parte de la comisión del Ejecutivo para atender las implicaciones de la ‘Lista Clinton' en la economía panameña y sus repercusiones legales, pero no contestaron.

VOCES DE ALERTA

Como abogado, Juan Carlos Araúz reitera que para el presente o el futuro la ‘venta' no sería una solución, porque se entraría en una espiral judicial ‘perjudicial para todos'.

‘Es un hecho público y notorio que los diarios se encuentran bajo presión y señalamientos, producto de la inclusión en la ‘Lista Clinton' de las empresas de Abdul Waked, dueño de los diarios. Esos señalamientos determinan condiciones de anormalidad; en esas condiciones aplicadas a relaciones comerciales, es donde hay que ser cauteloso', afirma Araúz, justamente porque alteran la evaluación normal de las actividades comerciales que se llevan a cabo dentro de cada uno de los medios.

A las voces de alerta se suma el Sindicato de Periodistas de Panamá, que ‘protesta' por la afrenta al principio de la libertad de expresión. A través de un comunicado firmado por Filemón Medina, dirigente del grupo, se condena la posición del Gobierno, al distanciarse del conflicto. A la vez, el Sindicato de Periodistas pide el respaldo de las organizaciones nacionales, y del propio Estado, ‘que a la fecha solo se ha comportado doblando la cerviz, genuflexo, sin ningún sentido de patria'. Y recuerdan que a La Estrella de Panamá y El Siglo , según la sentencia que padecen, solo le faltan pocas semanas para que finalice el plazo de un permiso extranjero, que dejará a 250 familias panameñas en la calle.