Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Nacional

Construcción de obras viales, ¿una estafa al Estado panameño?

El ingeniero y constructor José Antonio Domínguez califica como ‘un robo a mano armada' las construcciones viales

Construcción de obras viales, ¿una estafa al Estado panameño?
Construcción de obras viales, ¿una estafa al Estado panameño?

La construcción de carreteras en Panamá en las últimas décadas ha estado marcada por sobrecostos. ‘Los gobiernos han pagado hasta 600 y 700% más por un kilómetro de carretera', aseguró José Antonio Domínguez, diputado panameñista y quien es ingeniero y empresario de la construcción.

Domínguez explicó que construir un kilómetro de carretera de seis metros de ancho con concreto cuesta, como máximo, $1.5 millones. Ese costo incluye hacer cortes, rellenos, compactar, bombeos, colocar material selecto, capa base, entre otros. ‘Si nos basamos en lo que han estado pagando los gobiernos, los precios se dispararon desde la salida de la presidenta Mireya Moscoso (1999 - 2004)', afirma.

Como ejemplo, Domínguez cita el ensanche de la avenida Domingo Díaz. Añade que la ampliación de esa vía costó $272 millones. De acuerdo con su evaluación, se pagó hasta $11 millones por un kilómetro de carretera de concreto. ‘Es un robo a mano armada lo que han hecho allí, por ponerle carpeta asfáltica y capa base a un tramo que ya existía', señaló.

Domínguez se refiere también a la construcción de la Cinta Costera 3, como un ejemplo mucho más grave que el anterior. El Estado panameño pagó $800 millones por 4.2 kilómetros de seis carriles.

El diputado agregó que la empresa privada paga $1.4 millones por kilómetro de carretera. ‘Cómo hacen ellos para pagar menos que el gobierno por un kilómetro de carretera', se pregunta e inmediatamente se responde: ‘la empresa privada no paga más de lo que realmente vale un kilómetro de carretera'.

Se ha pagado hasta $7.3 millones por un kilómetro de carretera en la autopista Arraiján-La Chorrera, un proyecto de $162 millones por 22.3 kilómetros. La autopista tenía defectos y a pesar de eso, se hicieron pagos adicionales en adendas.

A juicio del Domínguez, no existe más razón ‘que la avaricia y el desespero por hacerse millonario de manera inmediata' con fondos estatales para que hayan aumentado los costos así, dijo.

El exministro de Obras Públicas Federico Suárez fue denunciado por la construcción de la autopista Arraiján-La Chorrera, durante su administración.

SOBRECOSTOS

De acuerdo con un informe elaborado por la Comisión de Infraestructura Pública y Asuntos del Canal de la Asamblea Nacional de diputados, este proyecto tendría un sobrecosto de $63 millones.

En su análisis, los especialistas señalan que en varios aspectos de esta obra lo que cobró el contratista excedía los precios del mercado.

Por otro lado,

La constructora internacional Norberto Odebrecht, que otorgó $59 millones a funcionarios panameños para ganar proyectos de infraestructura pública, se adjudicó entre 2007 y 2015 por lo menos seis proyectos del Ministerio de Obras Públicas (Cinta Costera fases 1, 2 y 3, la autopista Panamá-Colón, el Corredor a Colón y el camino de acceso a la Zona Libre).

A raíz de las declaraciones de los ejecutivos de la empresa, las autoridades panameñas han abierto una investigación para determinar cuáles funcionarios recibieron coimas por los proyectos que construyó Odebrecht.

Pero, adicional a estas obras, los gobiernos panameños desde el de Martín Torrijos hasta el de Juan Carlos Varela han hecho importantes inversiones en infraestructura vial, como la vía Tocumen, la autopista Arraiján-La Chorrera y la rehabilitación de la carretera Panamericana Agua Fría-Yaviza , entre muchos otros.

José Antonio Tuñón, presidente de la Sociedad Panamá de Ingenieros y Arquitectos (SPIA), explicó que una carretera tiene muchos componentes. La experiencia del miembro de la SPIA le dice que el costo de una carretera dependerá de muchos elementos que entran en juego en el diseño.

Tuñón prefirió abstenerse de estimar el costo de un kilómetro de carretera porque considera que se requiere considerar muchos parámetros que pueden cambiar, dependiendo de la vía que se vaya a construir. Sin embargo, se atrevió a predecir que una carretera ‘bien construida' puede durar hasta 30 y 40 años, y que un carril debe tener 3.05 metros o 3.15 metros de ancho. Ese es el espacio necesario para que pueda transitar un camión sin problemas.

Las carreteras panameñas se construían con cemento, pero últimamente se está usando hormigón asfáltico, un material que resulta más costoso, según explicó Domínguez, porque el concreto se hace en el país, pero el asfalto proviene del petróleo que no se produce aquí y que experimenta incrementos.

El asfalto, además, requiere muchos más controles, explica Tuñón.

‘Las calles de asfalto se comenzaron a hacer porque cuando se refinaba el petróleo sobraba un remanente que era el alquitrán, entonces lo tomaron para hacer pavimento. Entonces era económico porque se trataba de un desecho, pero ahora los costos del petróleo se incrementaron y tiene un costo muy alto', añadió.

Domínguez, por su parte, aseguró que el costo de una carretera depende de la condición del área, si es montañosa, si hay puentes, si hay fuentes de material pétreo cercana al área de construcción, del tipo de suelo, del nivel freático, entre otros diversos factores.

Nuevas inversiones

MOP licita 58 obras viales

El Ministerio de Obras Públicas (MOP) durante el periodo 2014-2016 ha licitado 58 proyectos que representan 1,013.94 kilómetros de carretera.

La actual administración del MOP, que dirige Ramón Arosemena, a diciembre de 2016 mantiene una inversión de $931.8 millones. De ese total de proyectos, cuatro se desarrollan en la provincia de Bocas del Toro, siete en Chiriquí, ocho en Coclé, cinco en Darién, dos en Herrera, uno en Los Santos, dieciséis en Panamá, tres en Veraguas, nueve en Panamá Oeste y cuatro en la comarca Ngäbe Buglé.

A la fecha se han adjudicado importantes proyectos como el diseño y rehabilitación de la Panamericana Agua Fría-Yaviza (102 kilómetros) por $148.7 millones, la rehabilitación de la carretera Puerto Armuelles interno (35 kilómetros) por $22.6 millones, la rehabilitación del camino Cerro Sombrero-Chichica, diseño y construcción del camino Chichica- Cerro Miel-Peña Blanca-Llano Tugrí en Ngäbe Buglé, por $16.3 millones.

El MOP también implementa proyectos estratégicos de mantenimiento vial, como el programa ‘Trabajando Por Tu Barrio', en marcha en los distintos corregimientos del área metropolitana, incluyendo área canalera, el distrito de San Miguelito, Panamá Norte, Metrovial (DMI,DMO2 y DM3), Panamá Este (Chepo) y Panamá Oeste (Arraiján-La Chorrera y Capira), el cual se desarrolla por más de $70 millones cuyo objetivo es ampliar su radio de acción a nivel nacional.

Se han adjudicado también en la provincia de Chiriquí la rehabilitación de la carretera del Cruce Santa Rita-Aguacate- Cerro Colorado (18.2 kilómetros) distrito de Boquerón por $8.9 millones , además de la rehabilitación de los caminos de Tolé y San Lorenzo (37.0 kilómetros) por $ 13.4 millones.

En la provincia de Coclé se ejecutan los proyectos de diseño y construcción del camino El Cristo-El Hato por un valor de $3,9 millones.

Proyecciones en la era Martinelli

¿Impunidad en megaobras viales?

Después de dos años y seis meses de la administración de Juan Carlos Varela (desde julio de 2014), no se conoce de una investigación que haya de determinar si hubo irregularidades y sobrecostos en la construcción de las megaobras viales durante la administración de Ricardo Martinelli.

Hasta este momento, el expediente ‘más avanzado' está relacionado con el ensanche de la autopista Arraiján-La Chorrera, sobre el cual la Comisión de Infraestructura de la Asamblea Nacional hizo énfasis: se hicieron cosas que no se pidieron, se omitieron otras importantes, y la calidad de los materiales es ‘cuestionable', dijo el diputado José Antonio Domínguez.

Pero, hasta ahora no hay personas imputadas por este hecho. Además del expediente Arraiján-La Chorrera, el MOP debe aclarar si hubo o no irregularidades en el ensanche de la vía Tocumen. Cada uno de sus kilómetros costó $19.8 millones, según una publicación de este medio de comunicación del 30 de agosto de 2015.

Aparte de la Vía Tocumen, las autoridades no han determinado si la relación costo-calidad que se estableció para los cuatro pasos elevados de la vía Brasil se ajustaba a la realidad. Costaron $398 millones. El Ministerio Público, sin embargo, ha investigado otros proyectos de la era Martinelli.