Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Nacional

Martinelli y el regreso a Panamá que todavía no llega

El expresidente Ricardo Martinelli Berrocal, con varios procesos judiciales abiertos en Panamá, está autoexiliado en EE.UU. desde el 28 de enero de 2015

Balbina Herrera no pierde la esperanza de que Ricardo Martinelli regrese a Panamá.

Aunque haya pasado un año y el expresidente continúe autoexiliado en los Estados Unidos, la excandidata presidencial aspira a que Martinelli enfrente la justicia panameña.

La posición de la dirigente perredista es compartida por muchos panameños que esperan que el exmandatario regrese al país.

Herrera, quien es parte acusadora en el proceso de los pinchazos contra el exmandatario, insiste en que sean los tribunales los que determinen si es culpable o no.

En igual posición está el presidente del Colegio Nacional de Abogados, José Alberto Álvarez, quien dice que el Estado debe hacer uso de todos los instrumentos legales para que el exmandatario enfrente los procesos.

También se suma a la solicitud el diputado panameñista Adolfo Valderrama, quien le pide que ‘deje la cobardía y regrese'. Así como se atrevió a intervenir las líneas telefónicas y ‘fisgonear' a los demás, apunta Valderrama, ‘ahora debe tener valor' para enfrentar los procesos en su contra.

Estos son solo tres de los representantes de la sociedad panameña que piden que el expresidente regrese, deseo que no se ha cumplido aún.

PROCESO EN MARCHA

El 21 de diciembre de 2015, el pleno de la Corte Suprema de Justicia ordenó la detención provisional del exmandatario, acusado de tres delitos: derecho a la intimidad, contra la inviolabilidad del secreto y contra la administración pública (peculado), todos relacionadas con las escuchas telefónicas ilegales durante su administración (2009-2014).

Herrera es una de las 150 víctimas —entre empresarios, dirigentes políticos y de la sociedad civil organizada y comunicadores sociales— de los popularmente conocidos pinchazos telefónicos, según lograron determinar las autoridades.

La orden de detención provisional forma parte de una de las, por lo menos, doce denuncias que han llegado a la Corte Suprema de Justicia en contra de Martinelli por supuestos delitos cometidos durante su gestión.

Es facultad de la Corte Suprema de Justicia investigar al expresidente Martinelli por su condición de diputado del Parlamento Centroamericano.

El 28 de enero próximo, se cumplirán dos años de la salida de Martinelli de Panamá en una ‘gira internacional' durante la que, según dijo entonces, denunciaría la persecución en su contra.

En su recorrido, Martinelli llegó primero a Guatemala, donde participó en las sesiones ordinarias del Parlacen. Allí se declaró ‘perseguido político' del gobierno de Juan Carlos Varela, quien fue su vicepresidente y canciller durante los primeros 26 meses de su gobierno.

PINCHAZOS TELEFÓNICOS

De las doce denuncias que enfrenta Martinelli, el caso de los pinchazos es el más avanzado y por el cual existe una solicitud formal de extradición ante el Gobierno de los Estados Unidos.

La solicitud fue presentada por la Cancillería de Panamá, el pasado 26 de septiembre. Luego de tres meses, aún no se tiene repuesta de las autoridades estadounidenses.

Una realidad que es vista por la perredista Herrera como una contradicción del gobierno norteamericano, que por un lado mantiene una política del dedo acusador sobre el resto de los países y por el otro, es un ‘refugio' de personas señaladas de actos de corrupción y violación de los derechos humanos.

La decisión de extraditar a Martinelli ‘está en manos de los Estados Unidos', ha dicho en reiteradas ocasiones la canciller panameña, Isabel de Saint Malo.

‘Hay que tener paciencia y no bajar la guardia', señala Herrera, porque, insiste, Martinelli ‘debe venir a Panamá a enfrentar la justicia'.

El expresidente también enfrenta procesos por el escándalo de la compra de comida deshidratada, a través del Programa de Ayuda Nacional (PAN), para los centros escolares por la suma de $44.9 millones.

El expediente de este caso fue remitido por el Ministerio Público a la Corte Suprema de Justicia en enero de 2015, pero a la fecha es poco lo que ha avanzado.

Este proceso es producto de los señalamientos que hizo Giacomo Tamburrelli, exdirector del PAN, en el que revela que Martinelli fue quien ordenó la compra de la comida deshidratada.

Otro de los expedientes que llegó a la Corte en contra del exmandatario lo envió la propia Cancillería de la República, por los indultos que otorgó el entonces presidente antes de salir del Palacio de las Garzas.

Las acusaciones en contra de Martinelli por supuestos actos de corrupción durante su administración no termina de pisar fondo.

El exmandatario cerró el año 2016 con nuevos señalamientos y en la Corte ya hay documentos para que se abra una investigación, luego que la Fiscalía Primera Anticorrupción, a cargo de Tania Sterling, compulsó copia del expediente sobre la investigación por el préstamo de la Caja de Ahorros a la empresa HPC Contratas para la construcción del Centro de Convenciones Amador.

Este expediente quedó en manos del magistrado Cecilio Celadise, que deberá elaborar un proyecto de fallo si admite o no abrir una nueva investigación contra Martinelli, líder del partido Cambio Democrático.

Lo cierto es que hasta la fecha, se está a la espera de que se concrete la extradición del exmandatario.

‘AMENAZA' NO CUMPLIDA

El 10 de abril pasado, el expresidente Martinelli, desde su cuenta en la red Twitter, que ha convertido en su bastión, volvió a sorprender al país. En aquella ocasión, escribió que estaba preparando su retorno a Panamá.

El anuncio fue ratificado en panamá por su vocero, Luis Eduardo Camacho, quien dijo que, en efecto, el partido Cambio Democrático estaría planeando el retorno de ‘su ‘máximo y único líder, Ricardo Martinelli'.

Camacho dijo que la intención es que Martinelli llegue desde los Estados Unidos al aeropuerto de David, provincia de Chiriquí.

Desde allá partiría una caravana hasta la ciudad capital. La intención sería brindar a la población la oportunidad de que le rinda sus muestras de apoyo a Martinelli , durante todo el recorrido.

El propio Martinelli envió un mensaje de audio refiriéndose al que sería su ‘pronto retorno'.

‘En algún momento, muy pronto estaré llegando a Panamá vía David Chiriquí y vamos hacer una caravana enorme para ir hasta la ciudad de Panamá' (sic), escribió Martinelli.

Posteriormente, en el mes de junio, previo a un partido de la selección de fútbol en Chicago, el expresidente declaró que no pensaba venir a Panamá ‘porque no existen las condiciones' que le garanticen su retorno.