Temas Especiales

19 de Jan de 2021

Nacional

Las pandillas, los carteles y su relación con otros grupos

Las pandillas panameñas protegen a los carteles extranjeros que se hacen representar en Panamá por terceras personas

Las pandillas, los carteles y su relación con otros grupos
Operativo antipandillas en Chiriquí, en el que capturaron a presuntos pandilleros.

La Policía Nacional reveló que en dos años se ha judicializado a 2,500 pandilleros; como consecuencia, los grupos delictivos han disminuido.

En 2014 la misma entidad indicó que existían aproximadamente 5 mil jóvenes relacionados a las pandillas. Si la cifra de la Policía es real, actualmente el número de personas que están vinculadas a las pandillas debería haberse reducido a la mitad.

Sin embargo, no judicializarlos o condenarlos se salen de las pandillas, muchos reinciden. Algunos de sus miembros tienen cuarenta años de edad. No ocupan lugares de liderazgo, pero por vivir en el barrio continúan en la actividad, consumen droga o incurren en delitos con las pandillas.

Calcular la cantidad exacta o aproximada de pandilleros es una tarea difícil. Dentro de la Policía, el agente antipandillas que por seguridad solicitó omitir su nombre, indica que el número de pandilleros es variable por el actuar de los grupos delictivos. Dentro de su estructura existen diferentes niveles, indica, y no todos son miembros de la pandilla. Hay aspirantes y simpatizantes y, en ocasiones, se quiere interpretar que todos son miembros de las pandillas, agrega.

La unidad, de mediana edad, recoge información en los barrios sobre quiénes pertenecen a estos grupos, datos de inteligencia que aportan un mapa sobre la delincuencia y su posible actuar a las autoridades.

De 205 pandillas, hoy se contabilizan 158, afirmó el director de la Policía, Omar Pinzón en el informe de fin de año. Esto es porque se ha logrado desarticular a los grupos pequeños, no tan relevantes como las pandillas que se conocen en los barrios.

La Policía se rige bajo la definición del Código Penal para identificar a uno de estos miembros. El Código se refiere a ‘tres o más personas que se reúnen para cometer un delito'.

‘La Policía se basa en este documento porque cuando nos referimos al pandillerismo, hablamos de un delito. La gente piensa que es una forma de ponerle nombre a un delincuente, pero no es así, porque nosotros nos basamos en la descripción del Código para poder tipificar a esa persona'.

El complemento es la inteligencia, la información que recoge el uniformado para conocer quiénes son y cuáles son sus roles dentro del grupo delictivo.

PANDILLAS Y NARCOTRÁFICO

Los grupos delincuenciales protegen a terceros que representan los carteles en Panamá, fungen de enlaces con los grupos radicados en el extranjero, por lo general México y Colombia.

El agente de la Policía describe la logística que prima en el movimiento de droga: ‘Hay ciertos grupos o personas que tienen un mayor alcance con un movimiento mayor o más responsabilidad, la mayor parte de los 158 grupos delictivos no se vinculan con los carteles'.

El agente añade que las pandillas dan un respaldo físico de protección a las rutas, esto puede ser ante otros grupos delictivos o tumbadores, o de otros carteles. Así mismo el eslabón o vínculo de contacto se respalda de otros miembros de pandillas pero estos ignoran, por los círculos cerrados en que se maneja la información, a quién están sirviendo.

LAS PANDILLAS

En 2009, el Ministerio de Seguridad contabilizó 200 grupos delincuenciales

Según la Policía Nacional hoy existen 158 pandillas. La reducción no incluye a los grupos más emblemáticos del país, que aún no han sido desmantelados.

En los últimos dos años se han judicializado 2,500 integrantes de estas bandas.

No obstante, los miembros de las pandillas están dispuestos a apoyar a uno de sus colaboradores en su tarea.

Se trata de un círculo muy cerrado en el que el cabecilla de la pandilla busca a cinco o diez personas del grupo que le apoyen mientras sucede la operación.

Los involucrados reciben plata a cambio de su respaldo, es un asunto que negocian internamente los miembros. ‘Algunos grupos en Panamá han mantenido esta actividad en forma constante, es posible que los extranjeros tengan contacto a nivel nacional con las pandillas', indica el policía antipandillas.

Los carteles se han dinamizado mucho. La fuente explica que hay colombianos que envían emisarios relacionados al cartel a Panamá, al igual lo hacen los mexicanos, los carteles de Guatemala y de Honduras.

‘Estos carteles por lo general no se vinculan directamente con pandilleros, sino con traficantes que son transportistas que mueven la droga por mar, por tierra, por debajo del agua. Los transportistas son personas que tienen negocios de envío de mercancía y así es como los carteles buscan la forma de mandar la droga.

Los grupos locales apoyan a los transportistas para que muevan la droga. Los carteles tratan de buscar grupos que transporten la droga de cualquier forma, es un negocio que a veces desconocemos porque ellos varían la forma', indica la fuente antipandillas.

En el territorio donde se recibe la droga y se esconde, se busca a cuidadores. Estos se apoyan con algunos miembros de la pandilla, pero el grupo desconoce a quién pertenece la ‘mercancía'. La relación con los carteles, por lo general, se hace a través de terceros.

En 2016, los estamentos de seguridad decomisaron 62 toneladas de droga.

Los pandilleros roban, hurtan, venden droga (narcomenudeo), consumen droga, y portan armas de fuego.

Las áreas que antes se catalogaban como las más rojas han variado. Se conocían las zonas más populares como El Chorrillo y San Miguelito. Pero, el nivel delictivo en estas zonas fue menor este año, no obstante, pero se han mantenido en Colón, también en el área este que comprende Pedregal, Juan Díaz.

Según la fuente policial, ‘los niveles delincuenciales se elevan cuando los pandilleros tienen relación con los carteles extranjeros'.