Panamá,25º

18 de Nov de 2019

Nacional

Siete reos peligrosos enviados a polémico penal de Punta Coco

En la cárcel de isla Punta Coco, asignada al Servicio Nacional Aeronaval, han ingresado varios presuntos cabecillas de bandas delictivas

El ministro de Seguridad Pública, Alexis Bethancourt, señaló que se procedió con el traslado la semana pasada .

Siete peligros detenidos fueron trasladados a un penal ubicado en una isleta del Pacífico panameño, que en 2016 fue censurado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), indicó hoy una fuente oficial.

Los reos con amplio prontuario delictivo, fueron trasladados por medidas de seguridad a la cárcel de isla Punta Coco, localizada en el Archipiélago de las Perlas en la provincia de Panamá, informó el Ministerio de Seguridad de Panamá (Minseg) en un comunicado oficial.

El ministro de Seguridad Pública, Alexis Bethancourt, señaló que se procedió con el traslado la semana pasada "luego de haberse subsanado algunas recomendaciones" de la CIDH de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Bethancourt, empero, recordó que "este es un tema del Ministerio de Gobierno y nosotros simplemente estamos apoyando con esta misión".

"Las autoridades competentes hacen las evaluaciones de cada uno de estos detenidos y los estamentos de seguridad se encargan de apoyar con la medida adoptada", remarcó el titular de Seguridad.

En la cárcel de isla Punta Coco, asignada al Servicio Nacional Aeronaval (Senan), han ingresado varios presuntos cabecillas de bandas delictivas que operaban dentro de diferentes centros penitenciarios del país, resaltó el Minseg.

A principios de 2016, el Gobierno se vio obligado a sacar a 6 de los 7 reos que se encontraban en el penal en ese momento a petición de la CIDH, que denunció en un informe las condiciones de extrema dureza y aislamiento a las que están sometidos los presos.

En 2015, un grupo de expertos de la ONU también pidió al Gobierno que cesara el traslado de reos a esa prisión por sus condiciones extremadamente duras. Mala ventilación, ingesta de agua salobre y lo remoto de la isla estuvieron dentro de esas consideraciones, algunas de las cuales el Gobierno atendió para mejorar la situación de los reos.

El presidente panameño, Juan Carlos Varela, ha dicho que no renunciará a la cárcel porque es la manera de aislar a los presos peligrosos para que dejen de dar órdenes a otros miembros de sus bandas.