Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Nacional

Acción del cantante Nacho genera opiniones encontradas

El cantante venezolano Nacho ató la bandera panameña a la venezolana como símbolo de fraternidad y democracia

La crisis política, social y económica que vive Venezuela en estos momentos ha motivado a que miles de venezolanos de diversos estratos sociales emigren hacia otros países, siendo una de esas opciones la República de Panamá.

Este grupo extranjero ha conformado una comunidad sociocultural que se hace llamar los “venezpanas”, que representaría a todos los venezolanos que se han radicado en Panamá y que se han integrado a nuestra sociedad, unos por persecuciones políticas, otros buscando mejores días y recursos para apoyar a sus familiares en Venezuela, quienes enfrentan una crisis, tanto política como alimentaria y de atenciones médicas.

A los venezolanos no les ha sido difícil. Recuerde el lector que hay raíces históricas entre nuestro país y los hermanos venezolanos, colombianos, peruanos y ecuatorianos, cuando nos integramos todos bajo la égida del libertador Simón Bolívar.

Recientemente, el cantante venezolano Miguel Ignacio Mendoza Donatti, mejor conocido como Nacho, se presentó en Panamá en un mall de la localidad,para el lanzamiento de un canal de televisión. Se trata de uno de los numerosos artistas y personalidades que cuestionan el proceder calificado de antidemocrático y abusivo del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

El evento, además de reunir a gran número de capitalinos, también atrajo a cientos de venezolanos residentes en Panamá, quienes disfrutaron del repertorio musical de Nacho, pero no hubo un momento en que el artista dejara de mostrar su bandera, la venezolana, y la amarrara a la panameña como muestra de unidad entre ambos pueblos, pero lo que más llamó la atención fue cuando en las pantallas gigantes apareció la imagen del pabellón nacional, en cuyo fondo tenía agregadas las ocho estrellas de la bandera de Venezuela.

Respeto a  símbolos patrios

Lo que quizás el cantante Nacho visualizó como una muestra de cariño y fraternidad, muchos panameños lo consideraron un irrespeto, ya que en Panamá existen normas legales que estipulan cómo deben usarse los símbolos patrios y las prohibiciones al mal uso. Se trata de la Ley 2 de 23 de enero de 2012, que regula el uso de los símbolos patrios.

El artículo 41 de dicho instrumento legal indica que está prohibido “incorporar sobre la bandera, el escudo o letra o partitura del himno  nacional algún elemento gráfico o estos sobre otros elementos”

Acto seguido, advierte que quienes infrinjan esta disposición serán sancionados con multas de $50 a $500, según la gravedad de la falta.

De estos llamados de atención no han escapado artistas nacionales, como es el caso del cantautor y actor Rubén Blades, por cantar agitando sus maracas que llevan pintada la bandera tricolor; el músico típico Osvaldo Ayala, en cuyo acordeón también se observa la enseña patria; la modelo panameña Kate Rodríguez, quien posó semidesnuda con un atuendo recreando la bandera; y más recientemente, la cantautora Erika Ender, por interpretar el Himno Nacional con una melodía a voz y piano diferente del ritmo que le corresponde.