Temas Especiales

15 de Jul de 2020

Nacional

'Los responsables de lanzar el gato deben ser evaluados por psiquiatras'

Meduca y el colegio Gastón Faraudo P. supendieron a los estudiantes. Especialistas piden evaluación psiquiátrica de jóvenes y su entorno

'Los responsables de lanzar el gato deben ser evaluados por psiquiatras'
Ministra de Educación, Marcela Paredes.

Sobre el caso de los estudiantes de la Escuela Técnica de Contabilidad y de Comercio Gastón Faraudo P. que lanzaron un gato desde las alturas de la estación de metro de San Miguelito, el sociólogo Danilo Toro afirma que ante ese tipo de conductas agresivas se debe apuntar a la intervención de expertos. Toro consideró que no son conductas normales y que los responsables del acto deben ser atendidos por especialistas. “Es más fácil que se logre mejorar la conducta de un niño que la de un adulto”, recordó Toro y agregó que para emitir un juicio sobre la conducta de un niño se debe conocer qué hay detrás, “cualquier conducta violenta que no se atienda en etapa temprana implica un riesgo para el adulto del futuro”, señaló.

Para el especialista el riego que se corre de no prestar atención a este tipo de actos es que más adelante la persona no sea consciente de lo correcto y lo incorrecto de cada acción, por eso es crucial que estos menores tengan ayuda profesional.

La psicóloga Roxana Palacios desde su experiencia con niños y adolescentes advierte que el acto realizado por esos adolescentes fue “espeluznante”.

“ No se trata únicamente de matar a un animal sino de disfrutarlo. Se escucha el comentario sarcástico de una de las chicas cuando dice: "pobrecito" a lo que siguen unas carcajadas”, recordó Palacios.

Para la especialista desde el punto de vista clínico, en un criterio diagnóstico (entre otros) del trastorno disocial, el cual es un comportamiento que se desarrolla durante la infancia y/o adolescencia y se caracteriza por actos  en el que se violan los derechos básicos de los otros o normas sociales.

“Lo principal sin embargo, es la falta de empatía con el otro que sufre y la ausencia de remordimiento por el acto cometido. Dicho trastorno puede ser una condición previa a un trastorno de personalidad antisocial, o psicopatía”, explica Palacios.

Y coincide con el sociólogo Danilo Toro en que es necesario realizar una evaluación psicológica y psiquiátrica de os protagonistas de la agresión, así como evaluar el entorno familiar para determinarlo.

Sobre la influencia de la familia recordó que “la educación en valores vienen del hogar. El colegio promueve el desarrollo de estos valores, los refuerza. Cualquier iniciativa de prevención debe involucrar un trabajo en conjunto entre ambos. Aunque poco se puede hacer desde el colegio si no hay autoridad en el hogar”, recomienda la especialista.

“Dedicar tiempo y ejercer autoridad”, recomiendan sociólogos y psicólogos, considerando que el acto de crueldad contra un animal o cualquier ser vivo, es tan solo la consecuencia de algo que anda mal en la persona o su entorno, en consecuencia es primordial que los jóvenes cuenten con autoridad en amor y firmeza que inculque el respeto por la vida propia y de los demás. Un ambiente familiar violento es sin duda un factor de riesgo.

La psicóloga considera que en este caso en particular deben haber consecuencias legales acordes con el hecho, que deben ser serias y ejemplares; siempre, acompañadas de la intervención médica de un equipo de profesionales.

Consecuencias inmediatas

El acto se conoció gracias a un video viral que circuló el día de ayer por las redes sociales donde se ve a unas menores uniformadas lanzando a un pequeño gato desde las alturas del metro de Panamá, mientras que se escuchaba a una de las niñas pedir que por favor no lo tiraran.

Al hacerse viral el tema, el Ministerio de Educación y las autoridades del colegio Gastón Faraudo P. señalaron que como institución educativa responsable, iniciaron la investigación de los hechos y como primera acción, se convocó a los estudiantes señalados junto con sus acudientes, para que respondieran formalmente por este acto. Los estudiantes implicados fueron suspendidas hasta nueva orden.

Allí la Dirección del plantel, de forma responsable, les anunció la aplicación de las más estrictas sanciones correspondientes, ante una situación que conmocionó a la escuela y a toda la sociedad.

“Pedimos disculpas a la comunidad en general por este lamentable hecho. Estamos seguros que la sanción disciplinaria, servirá de ejemplo para que situaciones similares no se vuelvan a repetir”, dijo en un comunicado Irma Carrasco, directora académica de la Escuela Técnica de Contabilidad y Comercio Gastón Faraudo P.

Organizaciones sin fines de lucro como Spay Panamá, protectora de animales, condenó la acción de violencia y maltrato y dijo sentirse “consternada y triste por el grado de maldad y saña con que se mató a ese indefenso y vulnerable gatito”.

La ONG señaló que el distrito de San Miguelito ha sido uno de los distritos donde les ha sido más difícil esterilizar animales abandonados en la calle. “Hacemos un llamado a las autoridades para que se involucren y se eviten estas situaciones”, pidió Spay Panamá.