Temas Especiales

04 de Dec de 2020

Nacional

Familiares y amigos despiden a Manuel Antonio Noriega

A las 3:30 p.m. el cuerpo fue retirado del Hospital Santo Tomás, caída la tarde, Rubén Darío Murgas anunció que fue cremado

Familiares y amigos despiden a Manuel Antonio Noriega
Según Rubén Darío Murgas, quien visitó con regularidad a Noriega desde que volvió a Panamá, al funeral asistieron solo amigos y familiares.

Solo los hijos del exgeneral Manuel Antonio Noriega, incluido un varón del que poco se había hablado; un primo y media docena de amigos cercanos asistieron a la ceremonia con la que la familia lo despidió para siempre.

Sin que mediara ninguna comunicación, los convocados se reunieron en una de las más conocidas empresas funerarias de la ciudad y discretamente se retiraron cuando el proceso terminó.

Según Rolando Murgas, uno de los más antiguos amigos de Noriega, las cenizas se quedarán con Felicidad Sieiro, su esposa y la madre de sus tres hijas, Lorena, Sandra y Thays.

Murgas, que visitó con regularidad a Noriega desde que volvió a Panamá en 2011 para cumplir pena de cárcel en el centro penitenciario El Renacer, recalcó que tras su muerte ‘van a saberse muchas cosas' de su pasado.

MANUEL ANTONIO NORIEGA MORENO

Nació el 11 de febrero de 1934

Estudió el bachillerato en Ciencias en el Instituto Nacional.

En 1966 asciende a teniente, en enero de 1969 a capitán. Recibe el mayorazgo, para agosto de 1970 fue teniente coronel. En 1983 asciende a general.

Para quienes se preguntan si Noriega se lleva sus secretos a la tumba, el periodista y hombre de confianza del régimen militar aseguró que todo va a conocerse ‘a su tiempo'.

El abogado del antiguo hombre fuerte del país, Erza Ángel, que volvió del extranjero ante la fatal noticia, también señaló que el exgeneral había dejado testimonios escritos de su vida que están en poder de su familia.

Para Ángel, ‘Noriega murió del síndrome de mora judicial', porque si se hubiera resuelto antes su solicitud de excarcelación por motivos de salud, la intervención que lo mató hubiera sido más sencilla.

Noriega murió a los 83 años de edad, en el Hospital Santo Tomás de la capital panameña, donde le practicaron una delicada operación para extirparle un tumor cerebral.

CERTIFICACIÓN

El viceministro panameño de Salud, Eric Ulloa, autorizó a los familiares del exdictador a retirar el cadáver del hospital capitalino donde falleció este lunes sin una certificación especial.

‘He estado hablando con el director del Hospital Santo Tomás porque ya el señor magistrado de la Corte Suprema de Justicia, José Ayú Prado, nos ha dicho que es un caso que se puede liberar y entregar a sus familiares', explicó Ulloa a los periodistas.

La familia, que exigió total privacidad durante el proceso de las honras fúnebres, no ha divulgado ninguna información tras la confirmación de la muerte del exgeneral, el lunes al borde de la media noche.

Manuel Antonio Noriega Moreno cumplía una pena de cárcel acumulada de más de sesenta años.