La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Oct de 2019

Nacional

Hay reticencia en el Meduca para escribir de los desaparecidos, Sanjur

Los familiares de los desaparecidos perciben un vacío histórico en la historia panameña, como son los 21 años de la dictadura militar

Hay reticencia en el Meduca para escribir de los desaparecidos, Sanjur

Para  integrantes del Comité de Familiares de los Asesinados y Desaparecidos de Panamá - Héctor Gallego (Cofadepa-HG) existe un vacío en varios puntos de la historia panameña, como es el periodo de 21 años de la dictadura militar (1968-1989).

De acuerdo con el sacerdote Conrado Sanjur, vocero de Cofadepa, es vital que se incluya el tema de los desaparecidos en los libros de texto de premedia y media, ya que "es importante mantener un registro de los hechos históricos de nuestro país".

Sanjur indicó a La Estrella de Panamá que "existe una especie de reticencia de parte de las autoridades educativas respecto a este tema".

Otro punto que destaca el sacerdote es que se ha trabajado en un borrador de una propuesta de ley, para que se declare el día 9 de junio como "Día Nacional del Asesinado y Desaparecido de la Dictadura Militar", en memoria del padre Gallego, el cual desapareció la noche del 9 de junio de 1971, en Santa Fe de Veraguas.

"Con esta ley se mantendría viva la memoria de los acontecimientos", apuntó Sanjur.

Los miembros de Cofadepa-HG consideran que a pesar de que han pasado 28 años de la desaparición de la dictadura militar, aún no se han esclarecido el asesinato ni las desapariciones de los opositores al gobierno militar.

El Cofadepa-HG reclama saber qué sucedió con Rita Wald (27 de marzo de 1977), cuando cursaba sexto año en el Colegio José Remón Cantera; Teodoro Hurtado, asesinado frente a sus familiares en 1969; Félix Serrano, asesinado el 15 de abril de 1983,: Manuel Alexis Guerra, escolta de Guillermo Ford, asesinado el 10 de mayo de 1989, entre otros casos.

Los dolientes manifiestan que los militares Omar Torrijos y Manuel Antonio Noriega y sus subalternos tienen algún grado de responsabilidad en los crímenes cometidos durante los 21 años del gobierno militar.

Caso Gallego

Héctor Gallego fue un sacerdote colombiano que llegó a Panamá en 1966 y desde entonces se dedicó a trabajar con los campesinos de la región de Santa Fe de Veraguas.

Organizó a los campesinos veragüenses en cooperativas de consumo, como medio de subsistencia.

También fue un fuerte crítico de los golpistas, cosa que no fue del agrado de los militares. Fue arrestado en varias ocasiones, acusado de agitador.

El 9 de junio de 1971, tres hombres señalados por testigos de ser agentes de la Guardia Nacional, indicaron a Gallego que los acompañara al cuartel militar, ya que por órdenes superiores se requería su presencia. Esa fue la última vez que se vio al sacerdote.