Temas Especiales

07 de Aug de 2020

Nacional

Cuarto apagón deja sin energía eléctrica la ciudad de Panamá

El incidente ocurrió justo cuando el presidente Juan Carlos Varela presentaba el informe a la nación de su tercer año de gestión.

Cuarto apagón deja sin energía eléctrica la ciudad de Panamá
Hubo que desalojar dos vagones del Metro que se detuvieron por el apagón.

El normal funcionamiento y las actividades propias de las provincias de Panamá Oeste, Panamá, y Colón volvieron afectarse por el ‘apagón' que se registró la tarde de este sábado. El fluido eléctrico se interrumpió justo cuando el presidente, Juan Carlos Varela hacía su rendición de cuentas de tres años de gestión en la Asamblea Nacional

Varela tuvo que suspender por momentos su discurso, mientras entraba en funcionamiento la planta eléctrica de respaldo.

SOBRECARGA DE ENERGÍA

El aumento de producción de energía afectó nuevamente tres provincias del país

El ‘apagón afectó El Metro de Panamá y siete potabilizadoras. Dos se encuentra en la provincia de Panamá, una en Panamá Oeste y tres en Colón.

Aún se desconoce la pérdida económicas que han dejado estos dos últimos incidentes que se registraron esta semana que ha afectado tres provincias del país.

El incidente se reportó a las 2:00pm y se extendió aproximadamente a las 2:23 pm de manera paulatina.

La Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa) detalló que el incidente se dio tras una falla en la línea de transmisión sin especificar el sitio. La misma causal que se estableció la vez anterior

La falla de energía cruzó fronteras, se afectaron varias ciudades de Costa Rica, Nicaragua y El Salvador, esto según publicación del sitio web de La Nación de Costa Rica, que cita al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), información que replicó la cadena CNN en español, aunque no se estableció que la causa fuera en territorio panameño.

REINCIDENCIA

Antonio Guelfie, director de Transmisión de Etesa explicó que la red se encuentra en un estado frágil, tras el incidente que se registró el 27 de junio en la subestación El Coco en Coclé.

En aquella ocasión, la empresa se encontraba realizando mantenimiento en uno de los cuatro circuitos de transmisión de esta subestación y en ese momento empezó a generar más energía de lo normal y colapsó ocasionando una sobrecarga.

Este ‘apagón' sumarían el cuarto incidente de marzo a la fecha.

El 17 y 21 de marzo pasado se reportaron dos explosiones en la subestación de Condado del Rey que dejaron sin el suministro de energía distintos puntos de Panamá y Colón.

En ese momento, la Autoridad de Servicios Públicos (ASEP) contrató un perito independiente para realizar las investigaciones del caso. El informe preliminar, fechado el 27 de abril reveló que los transformadores requerían remplazo y esta entidad ordenó la apertura de un proceso compra.

AFECTACIONES DEL APAGÓN

La falla de ayer ocasionó que el Metro de Panamá suspendiera el servicio ante la falta de energía. Dos vagones de este sistema de transporte masivo se detuvieron por lo que fue necesario desalojar a los usuarios. Los Bomberos de Panamá tuvieron que rescatar a cinco personas que quedaron atrapadas en ascensores de la estación de San Miguelito.

Roberto Roy, gerente general del Metro de Panamá se encontraba en la Asamblea como parte del equipo de gobierno y al ser abordado indicó que el incidente eliminó dos terminales de alimentadores eléctricos ubicadas en cada extremo de la Línea 1.

Roy sugirió tomar los correctivos porque el asunto se ha vuelto recurrente.

Dijo que se encuentra trabajando en un proyecto que conectará el Metro al sistema eléctrico del Canal de Panamá para ser más independiente.

El Idaan confirmó que las plantas potabilizadoras Federico Guardia Conte en Chilibre; Centenario, en Pacora; potabilizadora de Chepo y la potabilizadora de Mendoza, en La Chorrera, se afectaron.

Mientras que en Colón se afectaron las potabilizadoras de Sabanitas, Planta de Escobal y Monte Esperanza.

Tres horas después el Idaan confirmó el restablecimiento del servicio de estas plantes de manera paulatina.

Ante la falta de energía los semáforos se apagaron y las unidades de la Policía Nacional tuvieron que asumir el control.