Temas Especiales

12 de Aug de 2020

Nacional

Gatún mantiene condición de agua dulce a un año de la ampliación

El lago Gatún, aún después de la operación del Canal ampliado, mantiene su condición de agua dulce

Gatún mantiene condición de agua dulce a un año de la ampliación
Gatún mantiene condición de agua dulce a un año de la ampliación

Después de un año de operaciones de las nuevas esclusas, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) informó que se mantiene la calidad del agua dulce del lago Gatún, producto de un permanente monitoreo y del funcionamiento que esperaba de las tinas de reutilización de agua.

‘El lago Gatún, aún después de la operación del Canal ampliado, mantiene su condición de agua dulce', indicó Carlos Vargas, vicepresidente Ejecutivo de Ambiente, Agua y Energía de la ACP, desechando versiones sobre la salinización de esta masa de agua artificial que abastece a la planta potabilizadora de Miraflores, la cual abastece a una población de más de 200,000 consumidores en la ciudad capital y Arraiján.

Vargas detalló que desde los estudios para la ampliación del Canal, la ACP contempló las medidas para garantizar la calidad del agua con la operación de esclusas de mayor tamaño y que funcionarían con la novedad de las tinas de reutilización.

‘Antes de la construcción de las nuevas esclusas se realizaron numerosos estudios sobre el tema con la participación de los mejores expertos del mundo. Se identificaron posibles efectos y sus respectivas medidas de mitigación; las cuales se han ejecutado minimizando los efectos en la calidad del agua', detalló Vargas.

Se trata de más de veinte medidas entre acciones operativas, de monitoreo, análisis y el uso de tecnología y equipos de punta que forman parte de lo que el vicepresidente Ejecutivo de la ACP considera como uno los mejores laboratorios de calidad de agua de la región, integrado por especialistas como químicos, biólogos, oceanógrafos y técnicos en ciencias físicas.

Desde este laboratorio y con estos especialistas, la ACP monitorea y analiza la calidad del agua de la Cuenca del Canal, incluye ríos, lagos, los cauces de la vía acuática, de las esclusas, con sus tinas de ahorro, y por supuesto las plantas potabilizadoras de Miraflores, Monte Esperanza (Colón) y Mendoza (Panamá Oeste), que son administradas por la entidad.

De acuerdo con Vargas, el proceso de control y monitoreo ha permitido que luego de trabajar con las nuevas esclusas, la calidad de agua dulce de lago Gatún se mantiene y las plantas potabilizadoras de la ACP siguen produciendo agua segura para el consumo humano bajo los estándares de la Organización Mundial de la Salud, el Ministerio de Salud y la Comisión Panameña de Normas Industriales y Técnicas (COPANIT).

La Autoridad de los Servicios Públicos también fiscaliza la calidad del agua que emana de las plantas potabilizadoras de la ACP, lo cual supervisa mediante visitas aleatorias y sin previo aviso.

Las medidas adoptadas por la ACP, precisó Vargas, se iniciaron desde el diseño mismo de las nuevas esclusas cuando se contempló que las mismas debían ser de tres niveles para que funcionaran como barreras aisladoras del agua salobre.

Durante la operación de las esclusas neopanamax, la ACP ejecutó otras acciones como descargas de fondo periódicas y esclusajes de lavado.

Para vigilar la calidad del agua se han colocado más de treinta nuevas estaciones de calidad de agua en las esclusas neopanamax, en las tinas de reutilización y en los cauces de navegación hacia el Canal ampliado, lo que permite recolectar datos en forma continua y permanente.

También se instalaron boyas y telemetría en estaciones claves para medir la calidad del agua en el lago Gatún y sus cauces de navegación, desde las cuales se emiten reportes en tiempo real a los administradores de la ACP.