09 de Dic de 2022

Nacional

La historia de un finalista del concurso Excelencia Educativa

El concurso nacional que premia la capacidad de enseñanza de los centros educativos públicos termina este jueves.

El próximo jueves se realizará la final de la segunda versión del Concurso Nacional por la Excelencia Educativa. Ese día se conocerán los nueve finalistas de los 22 centros educativos que clasificaron para la gran final.

Entre los 22 centros educativos se encuentra el Colegio Félix Olivares Contreras, un plantel que ha graduado personalidades ilustres, entre ellos Newton Osborne, un científico que laboró para la agencia espacial estadounidense (NASA); y un presidente de la Asamblea Nacional, Raúl Rodríguez.

Otros reconocidos ‘olivaristas' son Diógenes Cedeño, exministro de Educación y exrector de la Universidad de Panamá; Roberto Delgado, ganador de un Grammy; el empresario Felipe Rodríguez; Oscar Ramírez, rector de la Universidad Tecnológica de Panamá; el magistrado Asunción Castillo; José Alberto Álvarez, expresidente del Colegio Nacional de Abogados; Ariel Barría, escritor y ganador de varios premios Miró; y el sacerdote Heriberto Ríos.

El centro educativo se fundó en 1924, cuando el entonces presidente, Rodolfo Chiari, instituyó un Primer Año Normal en David, provincia de Chiriquí, bajo la dirección del profesor Félix Olivares Contreras.

Al año siguiente, el Decreto No. 10 del 7 de marzo creó la Escuela Rural de David, siendo secretario de Instrucción Pública Octavio Méndez Pereira. En 1929, se celebra la primera graduación de maestros rurales y en 1943, la última.

A partir de esa fecha, el colegio toma un nuevo rumbo académico y se convierte en la Escuela Secundaria de David, con un primer ciclo y secciones vocacionales en mecánica, carpintería y corte y confección, entre otras.

El profesor Olivares Contreras había sido docente en la Normal Rural de David de 1925 a 1942 y desde 1943 a 1945 fue director de la Escuela Secundaria de David.

El 17 de agosto de 1945, fallece el profesor Olivares Contreras y el gobierno, mediante la Resolución 1475 del 10 de septiembre de ese año, decide nombrar al plantel como Colegio Félix Olivares Contreras, en su honor.

Desde el 6 de septiembre de 1948, funciona en un edificio propio y al año siguiente se crea el primer año de bachillerato. En 1956 se realiza la primera graduación de bachilleres en humanidades.

La oferta académica se amplió en 1957, cuando se creó la sección de educación comercial y el taller de automovilismo y electricidad. A partir de 1960, se reorganiza y se establecen los bachilleratos en ciencias y letras.

En 2005 se realizó la última graduación de bachiller en letras y desde entonces, solo ofrece el bachillerato en ciencias.

Para el año lectivo 2017, la matrícula del centro educativo es de 2,352 estudiantes, atendidos por 123 docentes.

Ahora, el colegio aspira a ser uno de los nueve finalistas del concurso por la Excelencia Educativa, en el que participan 220 estudiantes de los 22 centros educativos finalistas de los niveles de sexto, noveno y duodécimo grado. Los finalistas pasaron la fase de los 288 colegios que se inscribieron.

Los centros educativos no sólo participan en el concurso, sino que son parte del movimiento que impulsa la calidad educativa, y con su disposición a medirse, ayudan a dar a conocer sus esfuerzos por una mejor educación, señala Mitzi Alfaro, directora de la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa .