La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Nacional

Tribunal de Atlanta fija plazo de 21 días a Ricardo Martinelli

La Físcalía y la defensa del expresidente panameño deben presentar los escritos de apelaciones. El fiscal tiene 21 días para hacerlo y argumentar por qué se opone a la fianza

El equipo de abogados debe plantear la estrategia que seguirá los próximos días.

El fiscal Adam Fells, en representación del Gobierno panameño, tendrá la oportunidad de abrir y cerrar el periodo de apelaciones ante el Tribunal Federal de Apelaciones de Atlanta, Estados Unidos, en el caso de la controvertida fianza otorgada -y suspendida- por la jueza Marcia Cooke al expresidente Ricardo Martinelli.

El Tribunal de Apelaciones en Atlanta ha definido los tiempos en que las partes, la Físcalía y la defensa del expresidente Martinelli, deben presentar sus escritos de apelaciones.

La primera deberá hacerlo en los próximos 21 días y deberá sustentar sus argumentos de por qué se opone a la fianza concedida al expresidente por la jueza Cooke, y que revocó en menos de 24 horas, después de analizar la petición de emergencia que presentó la Fiscalía.

PROCESO DE EXTRADICIÓN

Corresponderá al Tribunal de Apelaciones de Atlanta la decisión

Tras la decisión de la jueza Marcia Cooke de dejar en suspenso la fianza otorgada por ella misma, ahora se esperan una serie de recursos.

El Tribunal de Apelaciones estableció una hoja de ruta con los tiempos para cada una de las partes.

Corresponde a la Fiscalía el derecho a presentar el primer recurso en un periodo de 21 días.

En este marco de ideas, la fianza en cuestión se considera una acción ‘negada como discutible', lo que da pie a ambas partes a alegar ante este Tribunal.

Una vez que el Tribunal reciba el documento de la Fiscalía, empezarán a correr 14 días, término para que los abogados del expresidente presenten su apelación.

El último plazo para sustentar recursos ocurre luego de 7 días, y es para que la Fiscalía se oponga a cualquier alegato que haya argumentado la defensa. Esto ocurre porque la Fiscalía tiene la carga de la prueba, y buscan convencer al Tribunal del riesgo que representa beneficiar al expresidente con una fianza o arresto domiciliario.

Una vez se cumplan todos los plazos, que en total suman 42 días, y que el Tribunal cuente con todos los documentos presentados por las partes, podrían fijar una fecha de audiencia para escuchar a las partes. ‘En el sistema americano es importante la intermediación de los jueces con las partes, así que es muy probable que ocurra una audiencia para escuchar a todos por igual y que cada quien sustente su posición', indicó el abogado litigante en Estados Unidos Francisco Carreira.

El 13 de febrero, la jueza Marcia Cooke otorgó una fianza de excarcelación al expresidente Martinelli que conmutó por un arresto domiciliario. La fianza era por $ 1 millón, y además incluía una serie de accesorios propuestos por la misma defensa del exmandatario con el fin de eliminar dudas sobre cualquier peligro de fuga. Entre ellos, se haría cargo del pago de los guardias que vigilarían su mansión ubicada en Sunrise Terraces, al sur de la Florida; se sometería a un estricto control de movilización monitoreado por el brazalete electrónico y pondría a disposición del gobierno su avión privado, helicópteros, yate y pasaporte, para tranquilizar las dudas de la Fiscalía.

Luego del anuncio, la Fiscalía presentó una moción de emergencia para suspender la fianza y la jueza, en menos de 24 horas, revocó la fianza que había otorgado a Martinelli. En cambio, le ordenó que continúe en prisión -hasta que el Tribunal de Atlanta falle- ante el alto riesgo de fuga que representaba la medida para Estados Unidos y la imposibilidad de cumplir con el Tratado de Extradición bilateral, en caso de que evadiera los controles impuestos. Entre los argumentos que presentó la Fiscalía, destacó el acaudalado patrimonio del exmandatario, las relaciones internacionales con que cuenta en otros países y el riesgo de fuga en su avión privado.