Temas Especiales

28 de Ene de 2023

Nacional

Promover la cultura en la ciudad de forma transversal

La Alcaldía, dos ministerios y otras entidades —privadas y estatales— trabajan juntos en proyectos culturales. El pacto educa a futuros gestores y permite que los ciudadanos reconozcan la cultura como un derecho propio

Con frecuencia, la cultura es vista como un lujo al que solo tiene acceso la élite, los intelectuales, o únicamente las personas que trabajan y viven de las artes, como la música, el teatro o el cine. Pero la cultura no debería ser vista como ‘algo' inalcanzable que pocas veces se manifiesta en barrios populares. Por el contrario, es un proceso en el que todos —los ciudadanos, en este caso— formamos parte.

LA ALIANZA CON EL INAC

El Instituto Nacional de Cultura (INAC) colabora en temas patrimoniales

La Alcaldía y el INAC preparan la creación de una nueva alianza.

Están en conversación el futuro del Museo de Antropología Reina Torres de Araúz (Marta) y la reapertura del Teatro Nacional.

De hecho, uno de los objetivos de los Puntos de Cultura, iniciativa promovida por la Dirección de Cultura y Educación Ciudadana de la Alcaldía de Panamá, es que todos los ciudadanos ‘entiendan que la cultura es un derecho al que todos debemos tener acceso'. Todos, y sobre todo los jóvenes, deben tener derecho a gozar de educación contra la violencia, clases de pintura, música o danza, y a conocer la historia detrás de los lugares más turísticos de Panamá; incluso visitarlos. Conscientes de que es una meta que no se puede lograr de manera aislada, la Alcaldía ha unido fuerzas con dos ministerios y otras entidades estatales y privadas para ‘trabajar la cultura de una manera muy transversal'.

‘Lo que nosotros estamos haciendo es proponer una visión de la cultura que permita unir nuestra misión a la misión de otras instituciones, entidades nacionales e internacionales. Te permite hacer una inversión eficiente de los recursos', explica Alexandra Schjelderup, directora de este departamento del municipio. ‘Las artes no son necesariamente un fin, sino un medio para construir ciudadanía', añade la también gestora cultural.

Proyectos culturales cuando cambie el gobierno

Alexandra Schjelderup asegura que ha habido una transformación social en cuanto a la percepción de la cultura en los barrios. ‘Antes la gente hablaba de seguridad y basura, pero el tema cultural no les parecía que era un derecho que tuvieran', recuerda la directora de Cultura y Educación Ciudadana de la Alcaldía. ‘Lo que estamos viendo ahora es que, en las reuniones de presupuesto participativo, la gente empieza a pedir bibliotecas, centros culturales y clases de arte. Ahora sí el tema está saliendo desde la base, desde la misma gente'.

Para la funcionaria, la gestión municipal actual ha servido para que la gente entienda la cultura como uno de sus derechos. En los barrios las personas son cada vez más conscientes del cambio positivo que generan iniciativas lúdico-creativas, porque han generado un empoderamiento colectivo; algo que difícilmente podría cambiar de la noche a la mañana cuando entre la siguiente administración alcaldicia.

‘La política pública debe preocuparse de la formación, creación y circulación de bienes culturales', reitera Schjelderup, y pone como ejemplo el próximo proyecto que desarrollará el municipio este mes: ‘En el Festival MUPA, el concierto es la punta del ‘iceberg' de toda una estrategia del fortalecimiento sectorial: queremos que haya procesos de formación, programadores de otros festivales y que los músicos panameños puedan circular internacionalmente y sean más competitivos'.

Schjelderup toma como ejemplo una de las alianzas que se ha creado con el Ministerio de Educación (Meduca). Hay escuelas que, a fin de cumplir con el programa de jornada escolar extendida, mantienen a los niños en el salón sentados dos horas más del horario regular. ‘Lo que nosotros exploramos hacer es, a través del hip-hop o la pintura, movilizar a esos chicos en su energía y que los mismos docentes puedan ver que pueden hacer otras cosas', detalla la directora municipal de Cultura y Educación Ciudadana. ‘Nosotros hacemos una propuesta de educación informal, que puede ayudar a construir habilidades para la vida y la competencia ciudadana'.

‘INGENIERÍA SOCIAL'

El Ministerio de Gobierno es otra institución aliada que ha tomado parte en activaciones culturales, a través de presentaciones de la banda republicana en varias plazas de la capital. Además, asegura Schjelderup, la Alcaldía complementa las campañas del ministerio enfocadas en prevención de la violencia.

Otras instituciones con las que comparten objetivos es el Instituto Nacional de Formación Profesional y Capacitación para el Desarrollo Humano, ofreciéndole oportunidades de formación a los padres de los niños que participan de los proyectos culturales municipales.

También está la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, en proyectos donde se unen el arte y la ciencia; y la Embajada de Estados Unidos en Panamá, para proyectos similares. Asimismo, participa el Foro Afropanameño, para visibilizar los aportes de los afrodescendientes al país; y la Alianza Francesa, la Universidad de Panamá y la Universidad Interamericana de Panamá (UIP), para desarrollar proyectos culturales.

Otro aliado importante para la Alcaldía ha sido el Programa de las Naciones Unidas, ya que a través de este se han implementado un fondo concursable de la celebración de los 500 años de la ciudad de Panamá, vista desde una perspectiva para la formación de capital social. ‘Eso, nuevamente, es otra forma de ver la cultura: no es un tema ornamental, sino algo que está realmente al centro del desarrollo', afirma Schjelderup.

Todos estos esfuerzos conjuntos, subraya la directora de municipal de Cultura y Educación Ciudadana, tiene tres propósitos. El primero, es que las personas en los barrios sepan que cuando alguien habla de cultura, se está hablando también de ellos.

El segundo objetivo, es ‘que la gente se pueda organizar desde la cultura, que hayan más iniciativas'. ‘Estamos incluyendo, junto al Centro Cultural de España-Casa del Soldado, cursos para gestores culturales en los barrios, para darle sostenibilidad a esta iniciativa. Queremos ‘alborotar el congo', pero que el congo pueda también caminar y poder ir más allá con las propuestas que salgan desde ellos'.

El tercer fin es la formación de maestros con los que está trabajando la Alcaldía en los Puntos de Cultura, que convierte las escuelas en centros culturales provisionales. ‘Al final queremos que esos maestros se fortalezcan en la elaboración de proyectos culturales y de desarrollo, y de allí, en el futuro, puedan surgir los próximos ministros de cultura y se puedan sentar en un gabinete con todas las otras carteras del gobierno a aportar', concluye Schjelderup.