Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Nacional

CAMIPA: nadie declaró huelga en Cobre Panamá

La Cámara Minera recalcó que la paralización del proyecto surge como respuesta a una coacción del Suntracs y no a un reclamo laboral llevado por la vía legal

CAMIPA: nadie declaró huelga en Cobre Panamá
Las acciones del Suntracs han sido señaladas como ‘terrorismo sindical'.

La Cámara Minera de Panamá (CAMIPA) se pronunció ayer sobre el proyecto minero Cobre Panamá, resaltando que ‘no existe una huelga declarada por los trabajadores de esta empresa'.

EL RECLAMO DEL SUNTRACS

Los sindicalistas exigen un salario acorde al megaproyecto minero

La Convención Colectiva, firmada por Suntracs y Capac, establece un salario especial para trabajadores que participen de ‘megaobras'.

Los miembros del Suntracs reclaman que dicho término sea aplicado al proyecto Cobre Panamá.

Este proyecto es la mina en construcción más grande de la región con una inversión de $6 mil millones.

En el lugar se paralizaron los trabajos debido a que grupos violentos de manifestantes —muchos ajenos a los colaboradores del proyecto— se tomaron las instalaciones, agredieron personas, vandalizaron la propiedad privada y utilizaron tácticas de intimidación contra los trabajadores para que se afilien al Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Industria de la Construcción y Similares (Suntracs), indica un comunicado del gremio.

‘La actual paralización de los trabajos en la empresa minera se debe a la necesidad de garantizar la seguridad de miles de trabajadores, ya que miembros del Suntracs, como ya lo han hecho en varias ocasiones en meses anteriores, irrumpen al proyecto con el principal objetivo de afiliar por medio de la violencia', señala la misma fuente.

La CAMIPA calificó como ‘evidente' el hecho que este ‘mecanismo violento de afiliación, obedece al rechazo por parte de la abrumadora mayoría de los trabajadores a estar sindicalizados bajo el paraguas del Suntracs'.

El gremio recordó que el pasado viernes 16 de marzo se comprobó que la amplia mayoría de los más de 7,500 colaboradores de la empresa se manifestaron pacíficamente en las calle de Penonomé, solicitando ‘seguir ejerciendo su derecho al trabajo en un ambiente de tranquilidad y paz', así como exigir que se respete su derecho de libertad sindical consagrado en la legislación nacional e internacional.

El conflicto no solo afecta a la empresa y los trabajadores directos de esta, continúa recriminando la CAMIPA, sino que también las más de 500 empresas proveedoras de insumos y equipos al proyecto y sus empleados.

‘Solicitamos al gobierno nacional que actúe a la mayor brevedad para que garantice la seguridad y derechos fundamentales de la amplia mayoría de trabajadores de este proyecto, que significa además la mayor inversión privada de todos los tiempos en el país y que es fuente de beneificios para miles de panameños y las comunidades, no solamente en el orden económico sino también en lo social y ambiental', concluye el comunicado publicado por el gremio.

El pasado jueves 15 de marzo, trabajadores de la empresa Minera Panamá, que están agremiados al Suntracs, se manifestaron en las afueras del hotel Sheraton. En ese recinto, la empresa Minera Panamá y gremios empresariales como la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá y el Sindicato de Industriales de Panamá, daban una conferencia de prensa para manifestar su rechazo a la paralización de las obras de Cobre Panamá, que comenzó el pasado 10 de marzo.

En la reunión, el vocero de Minera Panamá, Manuel Aizpurúa, denunció las acciones del Suntracs tildándolas de ‘terrorismo sindical'.