Panamá,25º

13 de Dec de 2019

Nacional

Trump perdió arbitraje final por hotel en Panamá

Tras un proceso legal, que incluyó una serie de recursos y contrarrecursos, así como un arbitraje ante una instancia internacional, la Organización Trump perdió la administración del hotel en Punta Pacífica

Los tribunales en Panamá determinaron que la Organización Trump no tenía derechos legales sobre la administración.

La franquicia Hoteles Trump perdió su último recurso para recuperar la administración del hotel que mantenía en el área de Punta Pacífica, en Panamá. Según conoció La Estrella de Panamá , el recurso fue dirimido por el Centro de Arbitraje de Nueva York.

Los propietarios del hotel informaron ayer que las instalaciones del hotel operan con normalidad y ahora bajo el nombre de The Bahía Grand (www.thebahiagrand.com).

La primera derrota legal fue el pasado 5 de marzo, cuando los propietarios lograron establecer en el hotel un administrador sacaron a la organización Trump del puesto.

ARBITRAJE LEGAL

La Organización Trump mantenía un pleito legal con los propietarios

Un tribunal de arbitraje en Nueva York falló en contra de la Organización Trump.

El hotel, ubicado en el área de Punta Pacífica, en ciudad de Panamá, se mantiene bajo la propiedad de los verdaderos dueños a través de la compañía The Bahía Grand.

Pero la Organización Trump, con sede en Delaware, se negaba a perder esperanzada en el arbitraje de Nueva York. Sin embargo, todo salió en su contra. El 22 de marzo de 2018, la Corte de Nueva York dio fin a los intentos de intimidación personal de Trump al bloquear las demandas personales contra Orestes Fintiklis, representante legal del hotel y la sociedad Ithaca Capital.

Luego, el 27 de marzo de 2018, el árbitro de emergencia de ICC dio el golpe final a Hoteles Trump al dictaminar que la organización no tiene derechos legales sobre la administración del hotel en Panamá ni la posesión de la propiedad.

El árbitro también determinó que ni los propietarios del hotel, ni Hoteles Trump, podrían iniciar un nuevo caso judicial, por lo tanto, privó a Trump de cualquier forma posible de revertir las decisiones de las últimas semanas.

‘Ahora todo está tranquilo en el hotel; ahora es administrado por sus propietarios de forma independiente como The Bahia Grand (www.thebahiagrand.com)', dijo Fintiklis.

‘Los negocios continúan como siempre, con más y más panameños visitando el hotel para probar los nuevos menús', agregó el empresario al ser consultado sobre la nueva decisión.

De acuerdo con los miembros del personal entrevistado, que pidieron permanecer en el anonimato, varios grupos corporativos e internacionales de México, Colombia, Brasil y Estados Unidos que habían dejado de enviar clientes al hotel, debido a su asociación con Trump, han comenzado a enviar de vuelta al hotel clientes y personas para negocios.

Después de haber resuelto de manera decisiva el tema de la posesión, tanto en Panamá como en el arbitraje, la única cuestión pendiente ahora son los daños monetarios.

Según fuentes cercanas a la nueva administración, Fintiklis ahora está decidido a cobrar daños sustanciales contra la organización Trump por la conducta asumida, ante la negativa a dejar la administración del hotel a pesar de los recursos legales.

Los dueños del hotel siguen reclamando $15 millones a Trump Hotels por incumplimiento de contrato, mala administración e irregularidades financieras, así como $10 millones en tribunales de Panamá por los daños y perjuicios resultantes de las acciones del Trump Hotel a fines de febrero y principios de marzo del corriente, como la construcción de muros para evitar la entrada de la policía, daños a los sistemas y equipos, así como pérdida de negocios y daños a la reputación.