La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Nacional

‘Black Panther': lecturas políticas

La cinta de superhéroes es el mayor éxito comercial del afrofuturismo, movimiento artístico y cultural, surgido en los años 50, y que busca reivindicar la identidad afro

‘Black Panther', dirigida por Ryan Coogler, se ha convertido en el fenómeno cinematográfico del año, ya que el éxito de taquilla del primer superhéroe en el que su negritud desempeña un papel central en la trama genera esperanzas de que las barreras culturales en Estados Unidos no sean infranqueables después de todo.

En particular, la cinta ha impactado a la población afrodescendiente como ningún otro espectáculo cultural lo había hecho: la asistencia al cine se convirtió para esta comunidad en un ritual de hermandad, orgullo y memoria. Amigos y parientes en distintos estados de la unión han asistido en grupo vestidos con trajes típicos africanos.

Por otro lado, ‘Black Panther' también ha sido analizada por cientistas sociales en revistas, periódicos y en la televisión.

Para entender por qué esta obra de la cultura pop se ha convertido a la vez en un fenómeno de masas, en una reivindicación cultural de grupo y en objeto de análisis académico, presentaré algunas claves de lectura a partir de núcleos problemáticos que, planteados de manera explícita o sugeridos por la película, nos permiten discutir algunos temas de relevancia política.

AFROFUTURISMO

Además de ser una cinta de superhéroes, ‘Black Panther' es el mayor éxito comercial del afrofuturismo.

Este movimiento artístico y cultural, surgido en los años 50, se extendió a la literatura, la música y las artes visuales, y se caracteriza por utilizar los recursos de la ciencia ficción, la ficción histórica y las cosmogonías africanas para reivindicar una identidad afro alejada de los estereotipos de pobreza, marginalidad y violencia con la que suele ser representada la población negra en el arte y los medios de comunicación.

TECNOLOGÍA, RACISMO Y BIOPODER

El afrofuturismo construye un mundo ficticio en el que los afrodescendientes desarrollan y controlan la tecnología. En muchos casos se representan a sí mismos como extraterrestes.

En un país donde artefactos y tecnologías han sido utilizados para esclavizar, reprimir, disciplinar y objetualizar los cuerpos negros, desde el marcaje con hierro caliente y experimentos científicos como el de Tuskegee, hasta el uso de descargas eléctricas, bastones retráctiles y pistolas, imaginar un futuro donde la tecnología no es un instrumento de control y dominación es un acto político y subversivo, pues presenta un manifiesto por la liberación corporal y epistémica.

FEMINISMO

Aunque el protagonista de la película es un rey -T'Challa- en Black Panther se construyen arquetipos femeninos dotados de fortaleza, ética e inteligencia.

Shury, la hermana menor de T'Challa, brillante científica y la responsable del desarrollo tecnológico de Wakanda, es el símbolo del conocimiento; Okoye, jefa del ejército del reino, representa la valentía y la disciplina. La seguridad de Wakanda está en sus manos. Y Nakia, activista y defensora de los derechos humanos, expresa la solidaridad y el internacionalismo.

Es notable que las capacidades de las mujeres se presenten ‘normalizadas'; ellas no son superheroínas en el sentido clásico del género, pues no parecen ser la excepción sino la norma: en Wakanda las mujeres desarrollan todas sus potencialidades.

ÁFRICA Y LA DIÁSPORA

El reino de Wakanda es rico y próspero ya que logró evitar la colonización europea. Desde la ficción, expresa el imaginario de una nación negra libre presente en ideas como el panafricanismo, el retorno a África de la diáspora, el nacionalismo negro o el separatismo negro, postuladas por teóricos y activistas afro de Estados Unidos y el Caribe (Malcolm X y Marcus Garvey, entre otros), así como por movimientos religioso-culturales (el rastafarismo).

Sin embargo, el asunto de mayor polémica de la película es la representación de la relación entre África y la diáspora, a partir de la confrontación entre T'Challa y su primo Killmonger, un nativo de Oakland que quiere combatir el racismo en Estados Unidos mediante la lucha armada y la expansión imperial de Wakanda.

Killmonger, el único personaje afroamericano del filme, es presentado a partir de los estereotipos tradicionales: es un hombre violento, sin escrúpulos y misógino.

Al parecer, subyace en esta película el mismo trasfondo ideológico que en la disputa entre Profesor X y Magneto de los X-Men: presentar como irreconciliables dos tácticas de lucha de los discriminados (el mito de la disputa insuperable entre Malcolm X y Martin Luther King), en la que se presenta la opción confrontacional como extremista y peligrosa.

COLONIALISMO Y DECOLONIALIDAD

Quizá una lectura alternativa del retrato de Killmonger nos permita dar un giro a la crítica anterior: El primo de T'Challa representa aquello que autores como Aníbal Quijano y Edgardo Lander han llamado la colonialidad del poder y del saber. Para luchar contra la opresión de sus hermanos en Estados Unidos, nuestro antagonista utiliza los conceptos, lenguaje y formas de poder del imperialismo, reproduciendo así la lógica colonial. Quizá, Killmonger nos alerta sobre la presencia colonial, aún en quienes buscan la emancipación.

ALTERNATIVA AL CAPITALISMO

Al final del filme, T'Challa acepta abrir Wakanda al mundo y ayudar a los hermanos de la diáspora. Para ello compra varios lotes en Oakland para crear un centro educativo que apoye a los sectores marginales.

¿Es esta solución mejor que la de Killmonger? ¿Logra nuestro héroe trascender la lógica colonial?

La propuesta asistencial de ‘Black Panther' no rompe con las estructuras de opresión de la sociedad, que no solo son racistas sino de clase. A diferencia de lo que plantea el marxismo negro, con autores como Angela Davis, CLR James, Stokely Carmichael o Frantz Fanon, quienes entendían que el racismo no solo era un problema cultural y llamaban a luchar simultáneamente contra el capitalismo, la película ofrece como solución el capitalismo social.

Desde luego, exigirle a un producto cultural que exprese todas las contradicciones sociales es ingenuo, más aun si es sobre todo un producto comercial. A pesar de ello, Black Panther ha logrado que la población afrodescendiente se vea retratada, que conozca sus orígenes, que admire héroes de ficción similares a ella, que pueda imaginar un futuro en el que sus miembros no sean aliens (en su doble significado de extranjero y extraterrestre) en su propio país. Y eso ya es mucho.

MISIÓN Y VISIÓN DE FLACSO

La Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) es un organismo regional, instituido por la UNESCO para impulsar y satisfacer necesidades en el conocimiento de las Ciencias Sociales.

El Programa FLACSO-Panamá busca dotar a la población de análisis sobre los principales problemas que la aquejan, y contribuir con las estrategias de programas de solución.