La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Oct de 2019

Nacional

Un mensaje trascendental

La influencia del estadista mexicano Lázaro Cárdenas en el pensamiento de Carlos Iván Zúñiga Guardia queda evidenciada en un análisis publicado por ‘El Patriota' en su columna ‘Camino Abierto', en 1959

Lázaro Cárdenas, en entrevista concedida a la revista Bohemia, participó en el siguiente diálogo:

—¿Pudiera trazar una orientación general a los pueblos de América para su conducta futura? —le preguntaron.

—Debe procurarse que América sufra una transformación integral en la estructura. Esta transformación debe afectar no sólo su proceso político y económico sino el cultural y artístico además. Hay que situarse frente a los intereses creados y combatirlos para lograr estos fines. Es indispensable desarrollar los valores autóctonos. Es fundamental el mejoramiento de las condiciones de vida de estos amplios sectores humanos. Hay que combatir la miseria, las oligarquías y las injusticias sociales, de acuerdo con las condiciones específicas de cada pueblo, para que aquellas guerras fratricidas y las dictaduras desaparezcan para siempre de la faz de este continente —respondió.

Este mensaje de lucha del gran dirigente mexicano debe ser comprendido y asimilado por el pueblo panameño. En lo días actuales, entregados como estamos a una especulación histórica y a una politiquería tan rampante como personalista, los mensajes como el aquí y comentado cobran una categoría luminaria.

Hay que luchar por la transformación integral de las estructuras económicas, políticas, culturales y sociales. Esas estructuras hoy son totalmente antipopulares porque están ordenadas y presididas por un grupito antinacional, entrabado con los consorcios internacionales en su afán de esquilmar a nuestros pueblos.

Para alcanzar esa transformación integral hay que luchar contra los intereses creados, contra las oligarquías. Son esos intereses y esas oligarquías los que arman los instrumentos de represión, como la policía, para combatir al pueblo en sus luchas redentoras, para negar un estado democrático que descanse en la voluntad del pueblo.

Hay que combatir la miseria y las injusticias sociales. Esa miseria que es el resultado de una estructura económica que ve únicamente los intereses de los menos y no diversifica ni la producción ni permite la participación del Estado o del pueblo en las fuentes de producción. Esa miseria que es el resultado del monopolio que existe en el país en diversos renglones de la economía. Y hay que luchar contra las injusticias sociales no sólo porque el pueblo panameño merece una mayor atención si no porque vivimos una época histórica, de desarrollo tal, que suena a anacronismo morboso la existencia de injusticias sociales. Para que cesen las injusticias sociales en nuestro país se impone la creación de un Estado democrático. Sólo un Estado democrático podría liquidar no sólo a las oligarquías y a los intereses creados, sino también a las injusticias sociales. Alcanzar ese Estado democrático debe ser el objetivo de todos los panameños. Y un Estado es democrático, generalmente, cuando sus organismos internos constituyen la expresión de la voluntad del pueblo.

Sólo el día en que el pueblo panameño partícipe efectivamente en el escogimiento de sus organismos de gobierno, podremos iniciar las transformaciones de las estructuras económicas, políticas y culturales, y se podría, consecuentemente, acabar con los intereses creados y liquidar a las oligarquías perniciosas.

El mensaje de Lázaro Cárdenas para el pueblo de América debe ser difundido y bien interpretado. Es un mensaje directo a la conciencia de los pueblos y a la dignidad de sus dirigentes. Ese mensaje propicia, entre otras cosas, la advertencia formal de que a los pueblos, y en especial al panameño, no se pueden estafar continuamente. Y que una manera de pretender estafarlo es otorgando, cada cuatro años, una burla a su voluntad electoral.

Esa burla a la voluntad electoral creará en el año 1960, si es que se repite el fraude, las condiciones finales para que el pueblo, por sus propias manos, logre la transformación de las estructuras socioeconómicas, la liquidación de los intereses creados y de las oligarquías, el cese de las miserias, de las injusticias sociales y el nacimiento, maravilloso, de un gobierno del pueblo y para el pueblo.

==305==========

‘Para alcanzar esa transformación integral hay que luchar contra los intereses creados, contra las oligarquías. Son esos intereses y esas oligarquías los que arman los instrumentos de represión, como la policía'.

FICHA

Un vencedor en el campo de los ideales de libertad

Nombre completo: Carlos Iván Zúñiga Guardia.

Nacimiento: 1 de enero de 1926 Penonomé, Coclé.

Fallecimiento: 14 de noviembre de 2008, Ciudad de Panamá.

Ocupación: Abogado, periodista, docente y político

Creencias religiosas: Católico

Viuda: Sydia Candanedo de Zúñiga

Resumen de su carrera: En 1947 inició su vida política como un líder estudiantil que rechazó el Acuerdo de bases Filós-Hines. Ocupó los cargos de ministro, diputado, presidente del Partido Acción Popular en 1981 y dirigente de la Cruzada Civilista Nacional. Fue reconocido por sus múltiples defensas penales y por su excelente oratoria. De 1991 a 1994 fue rector de la Universidad de Panamá. Ha recibido la Orden de Manuel Amador Guerrero, la Justo Arosemena y la Orden del Sol de Perú.